Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

4 jun. 2009

POEMAS

La experiencia de esperar un hijo por vez primera produce sensaciones y sentimientos inefables. Esa situación alumbró este poema un día del final de la primavera, casi ya verano, de 1979.

Hemos abierto el balcón.
La tarde está llena de pájaros
y olivos.



Araceli -morena y azul-
ha salido al balcón
conmigo.

Una fresca sombra nos envuelve.
Nos miramos. Hablamos.
Reímos.
Araceli y yo esperamos tener
-callada, dulcemente-
un hijo.
Se me abre el corazón
de pensarlo, de imaginarlo,
de sentirlo
.


La tarde está llena de pájaros.
Se oyen voces de flores
y de niños.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Qué poema más hermoso!,¡qué bien ilustrado! Enhorabuena, amigo Antonio. Disfruto con tu blog.