Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

1 sept. 2011

CONCURSO DE SEPTIEMBRE: UNA TARDE EN PARADELA

UNA TARDE EN PARADELA

(RELATO BASADO EN PERSONAJES Y HECHOS FANTÁSTICOS, EN EL QUE CUALQUIER PARECIDO CON LA FICCIÓN ES PURA COINCIDENCIA)
Mariajesús es grande (en todos los sentidos), fuerte (de apellido y de naturaleza), tan vigorosa por dentro y por fuera que se diría toda de huesos, que solo tiene fibra. Una mujer singular que nunca pasa desapercibida, que a nadie es indiferente; clara como el agua clara, sincera y generosa como esta parra, como esa higuera.



Nos conocimos en este ambiente bloguero hace más de dos años y personalmente hace unos días. Cuando nos hemos encontrado en Paradela, las experiencias compartidas en el mundo digital se hicieron carne, como aquel Verbo bíblico, y las hemos comentado como si una conversación iniciada en algún otro momento, en algún otro lugar, tuviera su continuación en ese otro lugar, en ese otro momento del encuentro.

Mª Jesús vive en una arcadia soñada donde ejerce de matriarca, dueña y señora de su destino y del mundo que la envuelve. Desprende autoridad y cercanía, pero ambas cosas a un tiempo; dureza y dulzura, pero juntas; entrega y exigencia de justa correspondencia a la vez. Vive entre árboles frutales y caballos; entre la ciudad y el campo; en una soledad que se acompaña de amigos distantes. A ella se la siente cerca aunque esté lejos; se mantiene lejos aunque realmente está cerca.


Bajo aquellas mimbres que nos miran desde la foto, en torno a aquella mesa que aparece bajo sus brazos verdes, mantuvimos una larga y distendida charla durante la tarde de un recién comenzado agosto que olía a incendio, a esa maldita plaga que asola aquella bendita tierra. A la conversación se fueron incorporando Dilaida, la hermana pequeña de Mª Jesús y una doctora llamada Alicia que parecía haber recién llegado del país que con tanta frecuencia va asociado a su nombre, una mujer que en alguna ocasión había ayudado a Mª Jesús a resolver algún problema humanitario, porque a la señora de Paradela, nada de lo que le rodea le es ajeno.


Antes de sentarnos bajo las mimbres, habíamos recorrido los espacios que Mª Jesús habita cotidianamente: sus árboles frutales, su huerto, sus caballos Cuco y Chispa -caballo y yegua para no utilizar un lenguaje sexista-, su mundo, ese mundo que parece irreal en las esferas digitales, pero que es también real, palpable, aunque el pozo que en parte lo nutre de agua esté rebosante de brujas, de nostalgias y de sueños.



El atardecer nos fue sorprendiendo lentamente y nos fue llevando a otra mesa, a una buena mesa que se cubrió de manjares, de buen vino de Toro, de melocotones de los que hace tiempo que no ze comen azí como estos y de conversaciones animadas por vapores etílicos que les fueron dando a las palabras el calor que la amistad recién comenzada aún no sabía darles.


Las ventanas que daban luz a nuestros ojos se adornaron pronto con destellos de luna, silencios de campana vieja y oxidada se adueñaron del campo y la señora de Paradela, que sería reina del lugar si no fuera republicana, dirigió las maniobras del coche tirado por ciento veinticinco caballos que habría de transportarme, junto a mi meiga, hasta la noche del Pazo de Soutullo, donde duendes con forma de gatos velaron nuestro sueño hasta que el alba vino a darles el relevo.



Fue durante aquel atardecer en Paradela, sin que yo me percatara, cuando las meigas que me rodeaban fueron derramando su inspiración en mi cabeza y sembrando en ella este breve relato que narra hechos de los que no estaría seguro si ocurrieron en realidad o forman parte de mi fantasía, si no fuera porque en las imágenes de abajo, que se grabaron aquel día, las voces de las meigas que se escuchan parecen de mujeres de carne y hueso.

32 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Entrañable el relato de vuestro encuentro.
Todas esas mujeres son maravillosas.
Un abrazo.

Genín dijo...

Ser protagonista, actor, cámara director y guionista, confieren al relato tanta autenticidad que tal pareciera que ocurrió en la vida real...jajaja
¡Suerte!
Salud

San dijo...

Presentas un día mágico, lo vas mostrando tan acertadamente que no lo leer lo vives. Me encató.
Un abrazo Aro.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Aro:

Felicitaciones, haces honor a la amistad sincera.

La crónica es excelente.

Un abrazo.

nocheinfinita dijo...

Un relato muy entrañable Aro. Describes muy bien la hospitalidad de mariajesus.

Solo una cosita, "Chispa" no es yegua :))

Mucha suerte en el concurso.

Un abrazo

ARO dijo...

nocheinfinita, cuando me has dicho que Chispa no es yegua pensé volver al relato y cambiar eso, pero me he percatado, mientras me disponía a hacerlo, de que en el relato Chispa sí es yegua. Ten en cuenta que se dice en su título que cualquier parecido con la ficción es pura coincidencia, y en el caso del sexo de Chispa no ha habido coincidencia.

mercedespinto dijo...

Ella ha conseguido el sueño de tantos... Ha conseguido la mejor compañía: LA LIBERTAD. Por lo que la conozco, a ella y a su entorno, mientras leía y visionaba tu entrada sentía su veracidad, así es como yo la imagino, libre y honesta hasta decir basta. Hace tiempo que tengo muchas ganas de conocer Paradela, de alguna manera, de tu mano, lo he hecho.
Tiene suerte de tener amigos como tú, y yo de disfrutar la amistad de los dos.
Como siempre, un trabajo excelente.
No te deseo suerte porque sé que tú, como yo, ya la tienes.
Hasta la próxima.

Jose Vte. dijo...

Sólo se puede decir que ¡entrañable!, y que seguro que ha sido un placer visitar aquel lugar, tan lleno de meigas y de vida, hablar con aquellas mujeres y enriquecerse con su sabiduría y su amistad.

Seguro que ha sido una excelente experiencia mutua.

Un abrazo y mucha suerte en el concurso

mariajesusparadela dijo...

Gracias, Aro: me ha dicho Chispa que a él le da igual, porque lo que tiene solamente cumple una función, tanto de yegua como de macho y que deja esas discusiones para los humanos que somos más "racionales".
Gracias es la palabra.
Por tu estancia, por tu corazón y por tu entraña. En este matriarcado, tu esposa me dijo que se había sentido como en casa. Y su emoción en la despedida, la llevo dentro.
Gracias a ambos.

Reyes dijo...

jajajaja me corroe la envidia: yo tb quiero ir a Paradela.
Muy bien contado , con mucho arte, Arobos, suerte pal concurso.

MariluzGH dijo...

Entrañable semblanza de una persona que estoy deseando conocer 'en vivo y en directo'.

Un abrazo y suerte :)

Montserrat Sala dijo...

Cuanto me alegro que hayas podido disfrutar de la compañia y de la generosa hospitalidad, de tu grande e inigualable amiga. Gracias por hacernos compartir, este cálido encuentro, tan bien esplicado, con las imágenes y las palabras. te deseo muchos votos, que lso tendrás, sin duda alguna. haber si te alzas como el ganador de esta edición.
Aro,de corazón te lo deseo.

Ligia dijo...

Me ha encantado la descripción de este encuentro, y de María Jesús tal como la imagino. Abrazos

José Román dijo...

Bueno, querido amigo,este año has estado en Paradela... El año que viene te espero en Chile. No me faltes...
Un abrazo.

ana dijo...

Leer tu relato, es como si yo misma hubiese estado allí, genial esa amistad que se materializado y ojalá que dure siempre.

Mucha suerte en el concurso.

Un beso

Encarni dijo...

Aro, la verdad es que si de verdad consigues alzar la copa no me importaría nada, me cogería otra para brindar contigo, chin, chin.

Muy bonita crónica ;)))

Un abrazo.

Maripaz Brugos dijo...

Aro, ha sido un auténtico placer recorrer de tu mano Paradela y sus moradores. Describes lo que ves con tanto realismo que es como si hubiera estado allí. Tambien yo me imaginaba asi a Maria Jesus, ah, y no sabia que Dilaida es su hermana pequeña...me ha encantado saberlo.
Cuantos buenos amigos salen del mundo de la blogosfera!!
Muy emotivo, me ha gustado mucho el video de Cuco y Chispa.

ARO dijo...

Maripaz, Dilaida no es la hermana pequeña de Mª Jesús, la hermana pequeña de Mª Jesús es una de las tres mujeres que llegaron, además de Alicia y Dilaida.

Cabopá dijo...

Es muy bonico conocer y compartir espacios y viandas con los amigos de los blogs, lo digo por experiencia...
Un relato precioso de tu visita a la señora de Paradela.
Besicos.

Ah, me gusta el blanco de tu ventana, sólo le falta un poco de verde de ese pueblo tuyo de El Bosque...

Flamenco Rojo dijo...

Entrañable encuentro el que describes en el relato...tan real que parece que hubieras estado allí, jejeje.

Un abrazo.

Pd.- Paradela, un sitio pendiente de visitar.

nocheinfinita dijo...

Jajjja, Aro perdona, no me fijé en el título, eso me pasa por ir de listilla.

Un besote

virgi dijo...

Tus palabrs nos acercan a esa Arcadia, como bien la llamas. De los dones de Mª Jesús ya teníamos noticias, imagino el placer de compartir un tiempo en su compañía.
Un abrazo, Aro.
Precioso el montaje que has hecho con las fotos.

ibso dijo...

Hay muchos, y entre ellos me cuento, que deseamos conocer a María Jesús en vivo y directo para darle un gran abrazo. Me gustó mucho saber un poquito más de ese rincón de Galicia donde comparten sueños Meigas de carne y hueso y Humanos con corazones grandes como puños.
Un abrazo y gracias
ibso

Juglar dijo...

Hace pocos días que descubrí Paradela y la persona que lo habita y ya ambas me resultan familiares y entrañables.
Mucha suerte y gracias por compartir ese mágico encuentro.

emejota dijo...

Aro, sencillamente genial, lo certifico. Beso.

Arantza G. dijo...

Agradable paseo por el relato.
Un beso

Laura dijo...

Tu relato completa la imagen que me fuí haciendo de María Jesús. Y esa tarde maravillosa, de encuentro y de amistad, realmente conmovedora!

Sonia Schmorantz dijo...

É uma bela fantasia, sem dúvidas!
Abraço

La viajera mas lenta. Madrid Paper Art dijo...

Es un relato precioso y entrañable Aro.
El encuentro con Mª Jesús y conocerla desde otra perspectiva nos acerca mas a ella y a ti, con tu manera de percibir, sentir y narrar.
Los dos nos regaláis muchas cosas buenas, una manera de ser honesta, generosa y creativa que desparramáis y contagiáis.
Es una suerte conoceros y disfrutaros!!
Un fuerte abrazo

Juanml dijo...

Magnifico, cada entrada a este blog es toda una experiencia, los relatos, las fotos, peliculas, etc., y lo original de los temas, mucha suerte!

Kety dijo...

Si es cierto que os conocéis, me alegro por los dos, y si es ficción, ojala se cumpla tu sueño.

Con tu descripción, dan ganas de correr a Paradela.
Un abrazo

Eastriver dijo...

He disfrutado enormemente esta entrada. Y el vídeo me ha parecido tan poético... Cuco y Chispa (o Chispo, jaja) son dos actores consumados.

Un gran abrazo.