Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

23 abr. 2010

LAS MADRES DE SOACHA

Hace dos años, el ejército colombiano cometió el grave ¿error? de matar a más de doce jóvenes. Para explicar tan brutal e injustificada matanza, los presentaron ante la opinión pública como guerrilleros que habían muerto en un enfrentamiento con las fuerzas armadas. Sus madres negaron que pertenecieran a la guerrilla y desde entonces vienen reclamando una investigación que aclare los hechos y justicia para sus hijos asesinados. Su lucha no ha sido ni es fácil. Han sufrido amenazas para que permanezcan en silencio y acepten la versión oficial. Pero, aún así, no han dejado de perseverar en sus exigencias.

Ahora que se acerca el día de la madre, Amnistía Internacional ha lanzado una campaña de apoyo a estas madres, en la que pide que les enviemos un mensaje y una rosa. Si quieres colaborar con esta causa, pincha AQUÍ.

20 abr. 2010

MÚSICA HECHA EN EL BOSQUE: 2ª ENTREGA

Los cuatro de El Bosque, el grupo de música llamado El Bosque, ha rodado un segundo vídeoclip, en el que le han acompañado para apoyarlos Sergio Alcover y Junior.


La canción se llama "Mentirosa" y va dar guerra. ¿O no?

19 abr. 2010

LA RUTA DEL TELÉFONO


Dentro del programa "Conoce tu Monte", organizado con motivo del Bicentenario de la Villa de El Bosque, nos dimos cita en la Plaza del Ayuntamiento el pasado sábado diez de abril, a las diez de la mañana, y emprendimos camino a la ruta que ese día tocaba, la del Teléfono, así llamada por un móvil que en aquella zona perdió el que suscribe, circunstancia que nos obligó a recorrer el dichoso camino tropecientas veces para al final no encontrarlo.

El Monte Albarracín nos recibió a todos los senderistas meciendo sus innumerables colores verdes.


Son estos paseos especialmente gratos, porque a la belleza de los paisajes, de los árboles, de las plantas, de las flores, se suma la compañía de muchos amigos y las amenas y didácticas explicaciones de Pepe Juárez. En el vídeo que en esta entrada puede verse más abajo, Pepe habla de cómo el monte mediterráneo se reproduce.
Al mismo tiempo que andábamos, escuchábamos esporádicas explicaciones, disfrutábamos del aire puro y de la Naturaleza, en esta ocasión, los más pequeños -organizados por otro Pepe, Téllez de apellido- se dedicaron a competir entre sí para ver quién recogía más desechos abandonados en el monte por los desaprensivos. Recogieron más de doscientos objetos, entre recipientes de plástico y cartuchos de escopeta. La pareja de la foto fue la ganadora de tan singular y benéfica competición.

Con esta ruta y la que se hizo el pasado día 17 de abril, se ha acabado el programa "Conoce tu Monte". No obstante, el próximo día 8 de mayo, a las diez de la mañana, en el Jardín Botánico, tendremos un encuentro para hablar sobre el árbol en la literatura castellana y para hacer un recorrido guiado por el Jardín Botánico más bello de Andalucía. Todas las personas interesadas pueden acudir a esta cita literaria y naturalista, ya vengan de Chipiona, de Jerez, de Murcia, de Paradela, de Galicia, de Extremadura, de las afortunadas Islas, de Castilla-León o La Mancha, de Cataluña, de Madrid, de América del Sur o del Norte, de Euskadi, de Amsterdam, de cualquier lugar de Andalucía, por supuesto, y de cualquier otro lugar de España y del mundo que lleguen a este rincón de la blogosfera.

17 abr. 2010

POEMAS

El pilar y el majuelo


Vive junto al pilar
un majuelo que piensa.

El agua de la fuente
cruza el silencio de la ladera,
a cuyos pies, un algarrobo,
segado por el tiempo,
reposa sobre el suelo:
al aire las raíces,
las ramas secas.
Los pensamientos del majuelo
son níveas flores en abril,
redondas bayas rojas en setiembre.
Yo acaricio sus ramas cuando paso
y él mira... calla... siente…
Hay en su copa pájaros
y sé por ellos que el majuelo habla
cuando estoy lejos,
y que cuando me acerco, enmudece.

El pilar también lo sabe
y lo cuenta con su voz cantarina;
a mí también me conoce
y dibuja mi rostro ondulado
cuando me refresco en su agua.

El agua, el pilar y el majuelo
son testigos de mi paso,
de mis reposos,
de mis silencios sonoros,
de mi hablar silencioso.

¡Ojalá pudiera –cuando muera-
venir a dormir junto al algarrobo,
a oír los pensamientos del majuelo,
la música del agua,
los cantos de la primavera,
los suaves susurros del otoño...

BARTOLO Y SUS POLLOS

Diálogo en andaluz:
Voz en off: "Bueno, Bartolo, ya noh vemoh entonceh, ¿no?, ¿o qué?
Bartolo: "Toma. Partí alguna, partí alguna, ya que estáih aquí."
Voz en off:"...un montón de polloh, ¿no, Bartolo?"
Bartolo: "Sí."
Voz en off: "...de polloh macho."
Bartolo: "Sí"
Voz en off: ¿Y pa qué tantos polloh macho?, ¿no... no te loh comeh o qué?"
Bartolo: "Poh yo por no pelal-lo, no me loh como."
Voz en off: "Too, son tooh pollo."

14 abr. 2010

PAISAJE HUMANO SIN FOTOS

Un crucifijo y un féretro conforman una escena radicalmente seria. En la habitación donde se encontraban los restos de Ana Castro no había nadie, no había nada, casi nada. Un viejo ropero a un lado; un pequeño cuadro de bordes dorados, con la estampa de una Inmaculada, colgado en la pared renegrida y húmeda del fondo, y el féretro... reluciente, iluminado por dos diminutas bombillas acopladas en los brazos del crucifijo plateado que sobresalía por encima del ataúd.

Ana Castro había pasado los últimos años de su vida en un asilo de beneficencia regentado por monjas. Sus hijos, Fernando y Gregorio, no podían, no sabían atenderla; ni siquiera pueden atenderse a sí mismos porque no tienen capacidad para ello. Cuando llegué a la casa para interesarme por la situación que estaban viviendo, Fernando se duchaba y Gregorio -sorprendentemente- barría la pequeña cocina. Cuatro personas los acompañaban y velaban a la difunta. Una vecina llegó poco después que yo y depositó un ramito de flores silvestres sobre la caja. Eran las once de la mañana del pasado día 11 de abril, domingo.

Volví por la noche. Un vecino les había llevado una tortilla a Gregorio y Fernando. La habitación donde habían instalado el féretro permanecía solitaria; las dos bombillas del crucifijo iluminaban tenuemente la misma escena: la pared renegrida, el cuadro de la Inmaculada, que en la oscuridad de la noche devolvía un ligero brillo dorado; y la caja de madera dura y fría.

Amaneció. Doblaron las campanas. El pueblo andaba en sus tareas cotidianas. De la casa sacaron el féretro y lo introdujeron en el coche fúnebre, que esperaba con las fauces abiertas. Unos cuantos vecinos lo acompañamos hasta la iglesia, a pie, tras el vehículo. A Fernando y a Gregorio los llevaron en coche.

Alguna gente esperaba en el interior del templo. En la entrada, el cura detuvo a los que portábamos la pesada carga de la muerte y pronunció unas palabras sin sentido. Poco después todo había terminado. Fernando y Gregorio, tras la ceremonia religiosa, no recibieron los habituales pésames, no saben recibirlos. Vivían solos, seguirán viviendo solos. Cuando partió el coche fúnebre camino del cementerio, yo me acordé de aquella triste coplilla que cantaba:

"Cuando mueren los famosos
todo el mundo lo lamenta.
Cuántos pobrecitos mueren
y nadie los tiene en cuenta."

11 abr. 2010

BAILANDO CON BUITRES

En el Peñón de Zaframagón se encuentra una de las colonias de buitres más importantes de Europa. Zaframagón, un pequeño poblado, un puñado de casas que duerme a los pies del peñón del mismo nombre, que se alza unos 300 metros por encima de la pequeña aldea perteneciente al municipio de Olvera (Cádiz). Allí nos fuimos hace unos días a disfrutar de sus paisajes y del vuelo de los numerosos buitres leonados que entre las rocas del peñón anidan y viven. Un espectáculo que la naturaleza ofrece y que muy pocos aciertan a disfrutar.
En el ascenso hasta la cumbre del monte se pueden ver acebuches, lentiscos, jaras... una enorme variedad de plantas especialmente bellas, que hacen más llevadera la dura caminata que hay que realizar hasta llegar a la zona desde donde se pueden observar el vuelo de los buitres y los lugares donde estas aves rapaces habitan.

El buitre leonado planea solemnemente, como colgado del viento. Para volar, más que sus alas, aprovecha las corrientes de aire, que le mantienen como flotando a alturas muy elevadas, con una técnica que le permite recorrer grandes distancias sin necesidad de descanso. Es un ave carroñera. Se alimenta de animales muertos, a los que divisa con su potente vista. Cuando esto ocurre, una auténtica legión de congéneres se reúne, gira pausadamente en el aire, en un baile que resulta inquietante, hasta que en un momento dado descienden todos a la vez y dan buena cuenta, en cuestión de minutos, del alimento que la muerte les ha servido.

El vídeo que abajo se puede ver está hecho con fotos que tomé el pasado viernes día 9 de abril, adornadas con la canción "Quand elle rit aux éclats" del grupo belga "Vaya con dios".

8 abr. 2010

EL MAJUELO

Majoleto, espino albar, majuelo... esos y otros nombres recibe este árbol que, en primavera, luce flores blancas y, cuando el otoño se acerca, se adorna de rojos frutos comestibles, de sabor agradable, que por estas tierras reciben el nombre de pan de pastor.
El majuelo es generalmente pequeño, aunque en ocasiones alcanza alturas de hasta diez metros. Florece entre los meses de abril y mayo; madura a partir de agosto: sus frutos son un anuncio de la llegada del otoño. Las flores son preciosas y además salutíferas, pues tienen propiedades sedantes, disminuyen la presión arterial y son un excelente tónico para el corazón y la circulación, y un extraordinario protector de los vasos sanguíneos.



El disfrute de un paisaje en que un pilar de aguas sonoras arrullaba el sueño eterno de un algarrobo y ponía espejos a la tarde y a un majuelo cercano, dio lugar a estos versos:


El pilar y el majuelo

Vive junto al pilar
un majuelo que piensa.
El agua de la fuente
cruza el silencio de la ladera,
a cuyos pies, un algarrobo,
segado por el tiempo,
reposa sobre el suelo:
al aire las raíces,
las ramas secas.
Los pensamientos del majuelo
son níveas flores en abril,
redondas bayas rojas en setiembre.
Yo acaricio sus ramas cuando paso
y él mira... calla... siente…
Hay en su copa pájaros
y sé por ellos que el majuelo habla
cuando estoy lejos,
y que cuando me acerco, enmudece.

El pilar también lo sabe
y lo cuenta con su voz cantarina;
a mí también me conoce
y dibuja mi rostro ondulado
cuando me refresco en su agua.

El agua, el pilar y el majuelo
son testigos de mi paso,
de mis reposos,
de mis silencios sonoros,
de mi hablar silencioso.

¡Ojalá pudiera –cuando muera-
venir a dormir junto al algarrobo,
a oír los pensamientos del majuelo,
la música del agua,
los cantos de la primavera,
los suaves susurros del otoño...!

5 abr. 2010

MÚSICA HECHA EN EL BOSQUE

No son los cuatro de Liverpool, pero sí cuatro jóvenes de El Bosque que llevan años dando vueltas en torno al planeta de la música, desde que tenían 14 o 15; han vivido en ese tiempo desigual suerte y éxito; ahora van a lanzar su segundo disco al mercado patrocinados por PeerMusic Española. Para la promoción del disco han rodado dos vídeoclips; aquí se puede ver el primero, otro día pondré el segundo. Hacen música pop y han dado en llamarse como su propio pueblo, El Bosque, dejando atrás su denominación anterior. Véanlo, porque después de la Semana Santa de Setenil y el toro de Benamahoma, apetece ver algo fresco y alegre como esto.

4 abr. 2010

BENAMAHOMA Y EL TORO DE CUERDA

En Benamahoma, la Semana de Pasión termina con la suelta por las calles del toro de cuerda. Hay quien, en este espectáculo, se juega la vida, porque el toro se defiende -como es natural- de la encerrona que se le organiza. El vídeo de abajo es una muestra de esto que digo. Son muchos los aficionados a este festejo y muchos sus detractores por lo que, según estos, supone de maltrato a un animal. He aquí parte de lo que mi cámara ha captado en este día 4 de abril.

3 abr. 2010

SETENIL DE LAS BODEGAS Y LA SEMANA SANTA

En Setenil de las Bodegas, pueblo en el que se produce el mejor aceite de oliva de la provincia de Cádiz, la Semana Santa es uno de los acontecimientos más importantes del año, por no decir el más. Dos hermandades rivalizan entre sí para alcanzar las mayores cotas de espectacularidad y belleza en sus pasos procesionales y en la cohorte que los acompaña. Son popularmente conocidas estas hermandades como la de los blancos y la de los negros. La de los blancos la han conformado tradicionalmente los vecinos de las clases más populares y los más pudientes integran la de los negros. Hoy la fototeca semanasantera va dedicada a este pueblo de la Sierra de Cádiz. Todas las fotos han sido hechas el viernes día 2 de abril de 2010.

Ojos de penitente.

Luto....................................Niño corneta

Penitentito.
Incienso.............................Dama

Otro penitentito
Ite missa est......................Podéis ir en paz