Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

18 jun. 2009

COMENTARIOS SOBRE LO DIVINO Y LO HUMANO

19 de junio de 2009

Un 19 de junio de 1923 se entrega a las mujeres inglesas los primeros anticonceptivos.

En vísperas de San Antonio, el día 12, se presenta por la noche Manolo en mi casa con una bolsa en la mano.
-Manolo, ¿qué traes ahí?
-Un regalo. ¿Tú no te acuerdas lo que te dije el año pasao?
Le hice pasar y se puso Manolo a desenvolver un paquete que venía envuelto en papel de regalo. Me tenía intrigado; pensaba yo para mí: "¿qué coño se le habrá ocurrido a este Manolillo?"

Anduvo dándole vueltas al envoltorio, tirando de aquí y de allí, rompiendo el papel, hasta que sacó el objeto misterioso.
-¿No te dije yo que te iba a regalar un altavoz...? Pos ahí lo tienes.

-Chiquillo, ¿para qué me regalas esto?
-Pa que mandes al cura a tomá po culo.


video
Pincha el vídeo y verás una demostración de lo que Manolo
quiere que yo vaya diciendo.

Efectivamente, hacía tiempo que Manolo me había dicho que me iba a traer un altavoz de Dos Hermanas -pueblo donde ahora vive a su pesar- para que yo no tuviera problemas de potencia de voz a la hora de ir diciendo por ahí que el cura debía irse del pueblo. Esa es la cantinela que Manolo -sin maldad, porque no puede tener maldad- lleva pregonando por todas partes desde hace tiempo. Al final se saldrá con la suya, porque alguna vez llegará el momento en que el cura se vaya. Como se sale con ella cuando anuncia que se va a cambiar la hora o que va a llegar la primavera: al final se cambia la hora, al final la primavera llega.
Manolo es un personaje local. Forma parte de las fuerzas vivas del pueblo. Está al día de todo lo que se cuece. Y tiene credibilidad. Si no que le pregunten a Ulises por aquella ocasión en que le dijo a Manolo que no podía llevarlo a la excursión que había organizado y que salía al día siguiente: Manolo se encargó de ir diciendo por todas las casas de los que tenían previsto ir al viaje, que éste se había suspendido. Por la madrugada -a la hora de la salida, las seis de la mañana- cuando llegó el autobús, no había nadie esperando, solo Ulises y Curro Cózar, que eran los organizadores. Y es que -como dice Manolo- no hay un tonto pa un remedio.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

He visto que habia un comentario en mi "blogcito", y en entrado en el tuyo, y me "jartao de reir con Manolito". Como dicen en mi pueblo, el más tonto hace relojes.son más listo que muchos de los que consideramosm inteligentes y encima son leales e inocentes. Un poblaor.

El Peregrino Ruso dijo...

Es lamentable lo que esta sufriendo la Iglesia de El Bosque con este cura polaco tan impresentable, mentiroso y amante del dinero, lo porquito que habia se lo ha cargado y se queda tan pancho. Pero si nuestro pueblo se moviese ya no estaria, mira Padro de Rey como han cambiado al cura tras protestarle al Obispo antiguo y el nuevo que ya ha sido cambiado. Me da lastima de mi pueblo.