Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

26 abr. 2011

EL BOSQUE, EN TODA ESPAÑA


Los que se acercan a este blog habrán leído en más de una ocasión que El Bosque cumple 200 años como municipio. Con tal motivo, se vienen celebrando todo tipo de actividades. El próximo día 28 de abril, es decir pasado mañana, 5.000.000 de cupones de la ONCE llevarán escrito en su fachada el recuerdo de esa efeméride y una imagen de este pueblo será vista en toda España. (Por cierto, la foto que aparece en el cupón está hecha por un servidor). En la foto que ilustra esta entrada, aparecen un representante de la ONCE, la flamante alcaldesa de El Bosque, Ana Chacón; y Miguel, Miguelito, que lleva media vida vendiendo cupones, cada vez con un mayor esfuerzo físico por su parte; un hombre bueno donde los haya, a quien me alegro especialmente de ver en esa foto de presentación del cupón.

Y ya saben, el jueves 28, no olviden comprar un cupón. Seguro que algo les toca: dinero o el recuerdo de un hermoso pueblo de la Sierra de Cádiz, que vive, palpita, duerme, en las laderas del Monte Albarracín, a orillas del río Majaceite, entre el verde de los pinos, las encinas y los quejigos.

19 abr. 2011

AMOR CON AMOR SE PAGA

La tarde del 16 de abril de 2011 ha estado rebosante de músicas y de homenajes a personas que merecen recuerdo y reconocimiento. Recuerdo y homenaje a Germán, un joven músico bosqueño que abrió demasiado pronto sus ojos a la noche; un recuerdo para David Cámara, que se iniciaba en el aprendizaje de la música cuando le sorprendió la voz del silencio y para Eusebio, componente también de la banda de música local, que hace años dejó su vida contra el asfalto; además se rindió homenaje a Juan Aguilar, el director, pero más que director, el alma de la banda, la persona que ha estado siempre sosteniendo a ese grupo de jóvenes bosqueños que dedican parte de su tiempo a la música y que, de vez en cuando, como en este concierto de Semana Santa, nos deleitan con ella.

Un resumen de esa tarde de abril se puede ver en el vídeo insertado abajo.

3 abr. 2011

ENTRE ESPÁRRAGOS Y MAJUELOS

Ando algo liado y dedico poco tiempo al blog; otras tareas más urgentes me ocupan. Pero no quiero dejar de estar presente en este mundillo, no quiero dejar de visitar los blogs amigos aunque sea con menor frecuencia, y subir, de vez en cuando, una entrada a este cuaderno que nos mantiene en contacto. No es que no tenga tiempos para el ocio, pero esos tiempos los dedico a despejar la mente. Y es así que por las tardes practico mi deporte favorito, que, como ya saben los amigos, consiste en patear el monte, que en estas fechas además ha estallado en flores y espárragos, a los que tengo totalmente acorralados.
Un hermoso ejemplar
Pero además de coger los sabrosos espárragos que en el monte crecen, voy cosechando imágenes de esta espléndida primavera. Y entre esas imágenes, la más bella es la de los majuelos, que ahora lucen pequeñas flores blancas que, con el paso de los meses, allá por agosto o septiembre, se transforman en frutos rojos que saben a pan, a pan de pastor.
Fruto del majuelo

Majuelo, majoleto, espino majuelo, espinera o espino albar. Con todos esos nombres es conocido este árbol. En el Romance del Conde Olinos se le nombra como espino albar:
(...)

Guardias mandaba la reina

al conde Olinos buscar,
que le maten, que le maten
y echen su cuerpo a la mar.
La infantina con gran pena
no dejaba de llorar.
Él murió a la medianoche
y ella a los gallos cantar.
A ella, como hija de reyes,
la entierran en el altar
y a él, como hijo de conde,
cuatro pasos más atrás.
De ella nació un rosal blanco,
de él nació un espino albar,
Crece el uno, crece el otro,
los dos se van a juntar.
Las ramitas que se alcanzan
fuertes abrazos se dan
y las que no se alcanzaban
no dejan de suspirar.
La reina llena de envidia
a ambos los mandó cortar.
El galán que los cortaba
no dejaba de llorar.
De ella naciera una garza,
de él un fuerte gavilán.
Juntos vuelan por el cielo,
juntos vuelan par a par.