Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

23 feb. 2017

ANTONIO MACHADO Y SUS VISITAS A LA PROVINCIA DE CÁDIZ


Como cada año por estas fechas, publico algo sobre Antonio Machado, con motivo del aniversario de su muerte. En esta ocasión  un artículo de Francisco Arniz que aparece en el Diario de Cádiz de hoy.







 Comentari

La mayoría de los biógrafos de Antonio Machado citan el año de 1916 como posible fecha para la visita del autor de Campos de Castilla a nuestra ciudad, y, curiosamente, es la fecha que no se ha podido confirmar. En cambio, sí es posible demostrar otras dos visitas o estancias en El Puerto, como posteriormente comprobaremos.
Que el poeta sevillano estuviera en El Puerto tenemos constancia en, al menos, dos ocasiones. La primera de ellas en octubre de 1915, con motivo del enlace matrimonial de su hermano Francisco (Madrid, 19-2-1884/5-1-1950), funcionario de prisiones que residió en nuestra ciudad, en la calle Federico Laviña (Cielo), 76, con la joven portuense María de las Mercedes Martínez López, que tuvo lugar el día 22 del mencionado mes en la parroquia de San Joaquín.
La prensa local no recogió el acontecimiento nupcial, aunque sí la firma de esponsales, en los que se anunciaba la boda para la primera quincena de octubre, que se retrasó finalmente. La segunda de las ocasiones fue para asistir y apadrinar en el bautismo a su sobrina Ana Eulalia María de las Mercedes, fruto del matrimonio de su hermano Francisco y de su cuñada María de las Mercedes. Este tuvo lugar el 21 de mayo de 1917, y el nacimiento de la pequeña un día antes. 
La madrina de la ceremonia fue su madre, Ana Ruiz Hernández, viuda de Machado, la que le acompañó hasta sus últimos días, en Colloure, sur de Francia.
Un año y medio más tarde regresa de nuevo a El Puerto:
Una noche de verano.
El tren hacia el puerto va,
devorando aire marino.
Aún no se ve la mar. Cuando lleguemos al Puerto,
niña, verás
un abanico de nácar
que brilla sobre la mar.
Su segunda estancia en nuestra ciudad se prolongó algo más de un mes, como hemos podido comprobar por la prensa de la época, que aprovechó para visitar poblaciones cercanas como Jerez el mismo día del bautizo de su sobrina, y el 14 de junio, en que viajó acompañado de su hermano Francisco; dos días más tarde se registra otro viaje a Cádiz, cuna de su abuelo Antonio Machado Núñez. 
Suponemos que, por esos días, visitó también la vecina población de Puerto Real, que le inspiraría su canción:
¡Oh, Puerto Real,
con tus casas blancas
para muñecas de rosa,
Puerto Real,
y tus pinos verdes
cerca de la mar.
Pero ésta no será la única referencia a nuestra provincia, pues también se acuerda de la ciudad
en la que desemboca el gran río andaluz:
Desde Sevilla a Sanlúcar,
desde Sanlúcar al mar,
en una barca de plata
con los remos de coral;
donde vayas marinero,
contigo me has de llevar.
Aunque no es el único poema en que cita a la tierra de la manzanilla:
¡Oh Guadalquivir!
Te vi en Cazorla nacer;
hoy, en Sanlúcar morir.
Un borbollón de agua clara,
debajo de un pino verde,
eres tú, ¡que bien sonabas!
Como yo, cerca del mar,
río de barro salobre,
¿sueñas con tu manantial?
De la impresión que le causara El Puerto y sus alrededores durante sus estancias en nuestra ciudad apenas si existen los escasos versos que reproducimos. No hemos encontrado ninguna referencia en sus Prosas Completas.
Cabe suponer que estas visitas a sus familiares portuenses serían las que, años más tarde, le inspirarían su obra de teatro La Lola se va a los Puertos, que escribió en colaboración con su hermano Manuel.