Río Majaceite a su paso por El Bosque 22-3-2104

Río Majaceite a su paso por El Bosque 22-3-2104
Río Majaceite a su paso por El Bosque 22-3-2104

23/1/2011

MÚSICOS CALLEJEROS

En este mes de la música no pueden quedar en el olvido esos músicos que derrochan su arte a la intemperie, en la calle, necesitados de encender la caridad en los corazones ajenos, porque la justicia no los alumbra. Se encuentran verdaderos artistas en los lugares más concurridos y a mí me gusta detener mis pasos y escucharlos, porque, en medio de tanta indiferencia, ese gesto de parar para prestarles oído debe significar mucho para unas personas que viven en o al borde de la marginación, además del significado de ese otro gesto solidario que cae en el recipiente puesto para recibirlo. Algunos hay -es verdad- a los que sería mejor pagarles para que se callaran, porque más que hacer música, la machacan; pero son frecuentes los que la interpretan muy dignamente. Una muestra de estos últimos la he plasmado en el vídeo que abajo puede verse.



41 comentarios:

Pasto dijo...

La calle, las plazas, los parques,las terrazas de los bares, las bocas del metro ... han sido los primeros escenarios de no pocos cantautores de renombre y de otros menos conocidos.
En los 60, una guitarra, una flauta o una armónica eran suficientes para congregar público con ganas de baile sin más asiento que la hierba.
Me ha gustado tu homenaje a los músicos callejeros.Saludos

Mercedes Pinto dijo...

Me conmueve tu entrada de hoy. No podría decirte el motivo, pero los músicos callejeros me llegan a lo más hondo; no encuentro una manera mejor de demostrar el verdadero amor al arte. Ellos están ahí por dos motivos: porque necesitan dar salida a sus sentimientos haciendo lo que más les gusta y para buscar cómplices, gente que simpatice con lo que sienten. Si después les dan una moneda es cosa de la generosidad de quien ha sido tocado en el corazón. Cuando pienso en la cantidad de artistas que viven en Miami rodeados de lujo, que ya desprecian ese contacto con el público, que han terminado cantando para sí mismos o para las máquinas y solo por dinero… Por cierto, la señora que canta ópera me robó el corazón un día que paseaba por la calle Larios de Málaga, cantaba el Ave María, fue una experiencia inolvidable.
Buena entrada para el mes de la música de Paradela.
Un placer esta visita.

María Socorro Luis dijo...

Me encanta escuchar esos músicos callejeros. Incluso les he dedicado algunos poemas.

...en una esquina
el vagabundo del viejo bandoneón
llora una melodía...

Reivindico la música callejera... A quién molesta?...

Dilaida dijo...

Hay músicos callejeros que es todo un placer escucharles. ¿Por qué están ahí? Las razones suelen ser varias, pero nos regalan su arte a cambio de unos segundos de atención y unas monedas.
Bicos

Isolda dijo...

Por supuesto, no deben desaparecer. Hay músicos estupendos en cualquier esquina. En el barrio gótico de Barcelona, hay verdaderos virtuosos, para quedarse horas escuchándoles.
¡Vivan los musicos callejeros!

PS. es verdad que a algunos había que pagarles para que se fueran, v.g en La Carihuela, pero son los menos.

Anónimo dijo...

don antonio soy barry,pedazo de video como siempre,y la verdad es que son musicos que en ocasiones deberian de estar triunfando por grandes escenarios,pero que se le va a hacer,la vida es en ocasiones injusta.
salud.

Felipe dijo...

Aro,visita este enlace que seguro que te gusta.Son músicos de la calle y pretenden hacer de la cultura musical un cambio de mentalidad

http://www.playingforchange.com/

mariajesusparadela dijo...

A algunos ya los has puesto con anterioridad, pero es un placer volver a escucharlos.
Te enlazo.

Alfonso dijo...

Pues sí, me encantan sobre todo los grupos sudamericanos que van por ahí tocando. Por cierto, la foto del almendro, preciosa.

emejota dijo...

Cuando me cruzo con artistas de calidad me siento dividida. Por un lado siento la injusticia humana, por otro me admiro de su arte y a continuación me pregunto qué sentimientos se alojarán en su corazón teniendo en cuenta que algunos con menos méritos artísticos hay encontrado un huequecito en la sociedad "consumida". Un fuerte abrazo.

Eastriver dijo...

Qué mezcla interesante... ¿Podría ser que la señora del acordeón la hubieras puesto hace tiempo? ¿Y la del arpa? Me suenan... Bueno, la del arpa es de una delicadeza extraordinaria.

Yo, para ir a trabajar, tomo el tren diariamente. Y siempre suben los músicos que no son como estos tuyos. Últimamente sube una rumana, una giganta rumana y rubia, que lleva su carrito con el equipo, pone la música y ella canta encima: el repertorio de José Luis Perales, jajaja. Pero son peores los gitanos rumanos que, cargados con una acodeón, cantan Cuando la noche languidece, y se acompañan con patadas al suelo para marcar el ritmo. Espantoso.

josefina dijo...

Me has hecho pensar que a veces paso de largo casi sin escuchar, a partir de ahora pondré atención.
Un abrazo y gracias por comentar

Flamenco Rojo dijo...

Me viene ahora a la cabeza el nombre de Joaquín Sabina, que allá por los años setenta se ganaba la vida cantando en las estaciones de metro de Madrid…Y como Sabina debe haber muchos. Un acierto ARO este pequeño homenaje a los músicos callejeros.

Un abrazo.

Princesa115 dijo...

Tienes razón Aro.
Cerca de mi oficina, en la plaza San Agustín, siempre hay un Sr tocando el piano y me encanta porque, además de hacerlo bie, da mucha alegría a la plaza.
Pero no pasan de ser eso, por desgracia....callejeros.

Un abrazo

Ligia dijo...

Hay algunos que son muy buenos artistas y se merecen mayor éxito. Abrazos

Rosario dijo...

¡Todo un espectáculo!
Me gusta mucho pasear y de repente encontrarme con estas sorpresas tan agradables.
Gracias por tus comentarios tan amables en mi blog.
Un abrazo fuerte desde mi Librillo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Siempre me conmueven y, como dices, en muchísimas ocasiones son muy buenos, como la muestra que traes.
Me encogen el corazón, sobre todo cuando advierto cierto virtuosismo.
Un abrazo.

Anna Jorba Ricart dijo...

Me gusta este recuerdo a los musicos callejeros...
Esta tarde mismo en Barcelona, al lado de la catedral habia un grupo de tres musicos, dos guitarras y un contrabajo...nos hemos parado a escucharlos pues ha valido la pena y ni el frio pelón nos ha importado.....

oliva dijo...

Qué detalle por tu parte. Es cierto, también hay que recordarlos. Encuentro casi a diario a un señor con un acordeón, debe ser de algún país del Este y alegra toda la calle, es muy grato escucharle.

Me gustó esta delicadeza por tu parte.

Un saludo.

Cantares dijo...

Me parece que hacen un esfuerzo para darnos algo a cambio de unas monedas, algunos mejor otros terribles pero, no piden limosna, dan su arte.
Hubo tenores que comenzaron así..
La gente que canta con el arpa ya los tuviste, son una gloria.
La imágen del almendro es una belleza.
Besos

tecla dijo...

Recuerdo una soprano callejera que llenaba con su voz las Ramblas de Barcelona mientras cantaba un aria de Tosca. Casi me pongo a llorar de emoción.
Jamás la olvidaré.

Marcos dijo...

Como músico agradezco muchísimo este gesto tuyo. Creo que con ello demuestras tu humanidad y sinceridad.
Saludos desde Madrid.

cabopá dijo...

Menudo desfile de callejeros músicos con sus músicas y aparte...
Tienes siempre la mirada puesta en las cosas comunes de la calle o del monte como esa rama en flor del almendro..
Besicos.

Laura dijo...

Una belleza el video! También es cierto que hay muchos artistas que deciden esta alternativa, es decir, tocar en espacios públicos. He tenido amigos que dan toda una explicación cuasifilosófica de por qué prefieren estar en plazas, parques y no tocar en lugares cerrados y son muy sensibles a la recepción que ven en el público de su música. Y es tan agradable pararse un minuto, bajar la velocidad y llevarse sonidos para el resto del día!

Genín dijo...

Tienes razón, y aunque a algunos nos encantaría pagarles para que nos dejaran en paz, los hay buenos, si.
Salud

José Román dijo...

ARO, en el metro desde Villa Alemana a Viña del Mar se encuentran cada día auntenticos artistas. Sin ir más lejos, hace varios días cantaba una chica canciones de Violeta Parra... ¡Apoteósico...!¡ Tenía una voz maravillosa...! Es una pena que por falta de medios se queden estancados tantos y buenos artistas en la vida.
Te dejo un fuerte abrazo.

Encarni dijo...

Lo cierto es que algunos músicos se agradecen, sobre todo cuando vas ocupada en las tareas cotidianas, la cabeza llena de cosas y comienzas a escuchar una musiquilla agradable que te aleja de las obligaciones más urgentes y escuchas como tus pensaminentos tienen banda sonora.

Aquí en Jaén llevamos varios años celebrando unas jornadas casi siempre en un fin de semana que se titula 'Música en la Calle'. Paseas por la ciudad y te encuentras en varias calles música de todo tipo, desde flamenco, jazz, música clasica, rock, folk, en fin un deleite para los oidos.

fonsilleda dijo...

Me encanta tropezarme con músicos, aislados o en grupo, en las calles, adorándolas, prestándoles sonidos y vida.
Aunque, es cierto que algunos más valía pagarles por su silencio.
No importa, me gustan a su pesar.
Bicos.

Abuela Ciber dijo...

Un encanto escucharlos.
Los seres buscan la vida como sea y es digno apreciarlos.

Pase a saludarte deseandote una semana de creatividad y logros.
.
El que hace el bien de los demás hace el suyo.
Proverbio chino

mateosantamarta dijo...

Aquí, en Madrid, hay muchos músicos y mimos trabajando en la calle.
Entre los que nos presentas reconozco a algunos que ya habias taído aquí y que lo hacen muy bien.
Algunos parecen disfrutar con lo que hacen -y no es poco-.
Gracias por tu visita: he estado una temporada sin ordenador. Un abrazo.
La flor ¿no será ya de este año?

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Aro:

Por aquí en Tunja hay muchos de ellos y al igual que allá, algunos son muy buenos, pero otros dan ganas de llorar.

Bonito homenaje, para ellos, en tu video.

Abrazos.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Ya estoy de vuelta, poco a poco me iré poniendo al día un gran saludo.

ARO dijo...

MATEOSANTAMARTA, efectivamente la flor es de este año; hice la foto el pasado sábado.

ARO dijo...

MAMÉ, me alegro de tu regreso. ¿Todo va bien?

nocheinfinita dijo...

Músicos callejeros que más de uno debería estar triunfando en los grandes escenarios, en el centro de Madrid hay muchos y la verdad que algunos son verdaderos artistas.

Un fuerte abrazo

noche

Maripaz Brugos dijo...

Aro, entrañable homenaje a los musicos callejeros. Tienes razón, siempre que puedo me paro a escucharles y les aplaudo, tambien les hecho una moneda. Muchas veces me impresiona su dignidad.

Antonio dijo...

Málaga es una ciudad que, por su buen clima, se permite los músicos callejeros, sobre todo en calle Larios, casi todo el año.
A mí me gusta oírlos y me parece la mejor dádiva, pues se la ganan en lugar de pedirla.
Ciertamente hay otros que invaden los lugares donde estás tomando una copa y charlando y darías dinero por que se fueran y no tocaran o cantaran, son invasivos.
Un abrazo

felicitat dijo...

Un gran gesto Aro, eres un solidario admirable. La música en la calle es todo un arte! y un placer detenerse a escuchar si merece la pena. Besos.

virgi dijo...

A mí me emocionan cuando tocan con ganas. Y tú, estimado Aro, siempre tan solidario y generoso.
Besitos besitos

✿ ♥ France ✿ ✿ dijo...

Petit bonjour chez toi

Anónimo dijo...

Hola a todos.Soy un musico callejero de Uruguay.Toco el acordeon piano,instrumento poco visto por aqui.Hace 13 años que voy dejando mi musica en los omnibus de Montevideo.La respuesta es positiva en mayoria de quienes me escuchan.Salen trabajos de animacion de eventos y me gusta lo que hago.Pero siento que no nos dan oportunidades como artistas para ir mas alla de lo habitual y hablo de la intendencia o el Ministerio de educacion y cultura.Nada se ha regularizado.Y ahi estamos....a suerte y verdad.La gente colabora con lo que puede.La falta de trabajo en este pais hace que cada dia seamos mas,vendedores,gente que pide y artistas.Ojala todo mejore algun dia.No es facil llevar adelante una casa con la voluntad de la gente.Sin embargo el apoyo moral de ellos es lo que me mantiene en pie.Un saludo a todos los musicos callejeros y suerte1