Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

28 feb. 2010

PASEOS POR... MIRAVETE DE LA SIERRA


El pueblo en el que nunca pasa nada

A veces hay que parar, sentarse al borde del camino y pensar y descansar. Para hacer tal cosa, nada mejor que un pueblo ubicado en la comarca del Maestrazgo, en la provincia de Teruel, con nombre que parece ordenarte que lo mires y te vayas: Miravete, Miravete de la Sierra. Yo lo he visitado, lo he mirado y me he ido, pero algo de mí ha quedado entre sus calles, en la compañía de Cristóbal, un hombre que si yo tuviera que describir, el calificativo único y en grado superlativo que le aplicaría sería el de amable. Un hombre amable y sabio, con 87 años, que cultiva la vida en la tierra de su huerto, frente a su casa, y del que me hice amigo en tiempo récord, en las pocas horas que compartí con él, caminando por las empedradas calles y tomando un refresco en el único bar del pueblo. Cristóbal es el alma de Miravete.
video
Por Miravete no se pasa para ir a ninguna parte; es decir, o vas allí o no vas. Tiene algo menos de 50 habitantes, aunque en invierno allí permanecen -según me comentó Cristóbal- unos quince; casi todos ellos mayores. El médico les va los miércoles, el mismo día que el secretario del Ayuntamiento; el alcalde vive en Zaragoza.
No es un cuadro, es la vista que hay desde la ventana
de la habitación del hotel "Casa del Cura" donde pernocté.
A pesar de ser tan pequeño, Miravete cuenta con varios monumentos dignos de mención: un puente medieval sobre el río que atraviesa la población y que hay que vadear con el coche si se quiere llegar a la Plaza Mayor y al núcleo urbano principal.

La Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves, de estilo gótico tardío, interiormente decorada con pinturas de estilo barroco, data del siglo XVI y necesita ser ampliamente remozada. El puñado de habitantes de Miravete, con su esfuerzo y su amor por el pueblo, ha conseguido recursos económicos para reparar las techumbres del templo, por las que entraba agua en abundancia. Han logrado así parar el intenso deterioro que esta joya arquitectónica dejada de la mano de Dios, estaba sufriendo.

A la entrada del pueblo se levanta el pairón, un hito que delimita el término municipal.
Estas y otras muchas cosas me fue contando Cristóbal a lo largo del paseo. Finalmente nos hemos despedido expresándonos el mutuo deseo de volver a vernos en otra ocasión.
Cuando me disponía -horas más tarde- a abandonar el pueblo, Cristóbal me estaba esperando junto al coche para regalarme una bolsa de patatas recién cogidas de su huerto; yo le correspondí con una lata de carne membrillo casera que llevaba entre mi equipaje con destino distinto al que finalmente tuvo.

DÍA DE ANDALUCÍA

Un día 28 de febrero de 1980, el pueblo andaluz acudió masivamente a las urnas para señalar el camino a seguir. Hoy hace 30 años.

23 feb. 2010

2º PARTE DE LA TRILOGÍA DEL BICENTENARIO Y EL QUEJIGO

Publicada el día 26 de enero de 2010

En el montaje de vídeo que abajo se encuentra, pueden verse hasta 38 bellísimas imágenes de un mismo árbol, el Quejigo del Aprisco, el más longevo del Monte Albarracín: no anda lejos de cumplir quinientas primaveras, quinientos inviernos. Cuando Rodrigo Ponce de León, nieto homónimo del conquistador de estas tierras para la corona de Castilla y primer Duque de Arcos, campaba con sus huestes por estos parajes; cuando este don Rodrigo fundó este pueblo construyéndose su palacio, el árbol que en el vídeo vemos era un retoño que apenas levantaba un palmo del suelo. Cuando Carlos I abdicaba en su hijo Felipe II, este quejigo había ya dejado de ser una simple bellota hundida en la tierra para asomar a la luz como un pequeño brote, convertido en una frágil planta que pugnaba con otras miles para sobrevivir.
video
Este árbol es un milagro de la supervivencia. Se ha salvado de convertirse -cuando solo era un retoño- en exquisito y tierno bocado para una cabra hambrienta, se ha librado de incendios y hachas, de convertirse en leña para aliviar el frío de cualquier pastor o de terminar en la chimenea de algún rico hacendado o en el horno de una fábrica. Mil peligros han pasado por su vera, le han rozado, pero ahí sigue vivo, capaz aún de sobrevivir a todas las generaciones humanas que ahora mismo pueblan este territorio. Un ejemplar único, que ha merecido este reportaje fotográfico al que, sin su permiso, le ha puesto banda sonora mi admirado Amancio Prada. También ha inspirado este prodigio de la Naturaleza unos versos que dejamos para la próxima entrada, para no pecar de extensos, si es que ya no lo estamos haciendo.

22 feb. 2010

ANTONIO MACHADO

Han pasado 71 años. El 22 de febrero de 1939, D. Antonio, el poeta, cerró sus ojos en Collioure. Murió de pena. Guardaba en su maleta, entre su "ligero equipaje", un puñado de la tierra de España.

"Soplaban vientos del sur
y el hombre emprendió viaje...", dice Serrat en su canción.

Un viaje al exilio, junto con otros muchos españoles que huían de la barbarie. Tras sus pasos caían bombas que buscaban muerte, derrota, sangre de Abel. Caín triunfaba. Y Dios bendecía.

Estos días azules y este sol de la infancia,

fue su último verso, escrito en un trozo de papel que luego guardó en el bolsillo de su gabán. El luminoso mar de Collioure le trajo al pensamiento, probablemente, el sol de su niñez, el de aquel "huerto claro donde madura el limonero". Escribió ese verso; no tuvo tiempo de continuar y acabar el poema. Se fue a las tres y media de la tarde de aquel 22 de febrero.

Ciego, pidió la luz que no veía.
Luego llevó, sereno,
el limpio vaso, hasta su boca fría,
de pura sombra -¡oh, pura sombra!- lleno.

Al día siguiente le enterraron. En su fosa dejaron aquel puñado de tierra que él -sabedor de su pronto final- traía para que le acompañase eternamente el recuerdo de los caminos de la tarde que tantas veces transitó con sus versos.
D. Antonio merece, al menos, un recuerdo cada año porque, como él decía

"Y al cabo, nada os debo; me debéis cuanto he escrito."

y qué mejor forma de pagarle que trayéndolo a nuestra memoria.

Corazón, ayer sonoro,
¿ya no suena
tu monedilla de oro?

No suena, no late su corazón, pero sí sus versos, que aún iluminan de belleza el alma de cuantos los leen.

Daba el reloj las doce... y eran doce
golpes de azada en tierra...
... ¡Mi hora! —grité— ... El silencio
me respondió: —No temas;
tú no verás caer la última gota
que en la clepsidra tiembla.
Dormirás muchas horas todavía
sobre la orilla vieja
y encontrarás una mañana pura
amarrada tu barca a otra ribera.

21 feb. 2010

UN DÍA EN EL CAMPO DA PARA VERSOS

De regreso de un día soleado de febrero en el campo, entre amigos y manjares hechos al fuego, exprimí las sensaciones del día sobre el papel y quedó escrito esto:

La tarde era un valle verde de esquilas.
Bajo un sol de febrero melancólico,
dormían sueños de lluvia las encinas.

Llamas de amistad en su luz hervían
alimentos para el cuerpo, palabras
que ascendían con el humo hacia el cielo.

Anduvimos caminos del recuerdo,
visitamos paisajes del pasado
en la paz y el amor del campo envueltos.

El perfume del café fue poblando
el aire de nostalgias, emisarios
de la noche adornaron con fuego
nuestras caras y los lentos silencios
del crepúsculo llenaron de puntos
suspensivos la charla.

El horizonte se puso dorado
con la sangre del día derramada,
y tuvo el día un ocaso de estrellas
y de luciérnagas descabalgadas.

Así quizás sean la muerte y la vida:
una corta jornada que se acaba
cuando las luces del sol malheridas
nos anublan de noche las miradas,
de silencio la voz de los amigos
y de apagados luceros el alma.

20 feb. 2010

LA SEMANA DE...

Publicada el día 24 de febrero de 2010

Ramon.Eastriver (Síntesis), Paradeladecoles, El cobijo de una desalmada, El Cajón de los pre-Textos, Dilaida y Ramon.Eastriver instituyeron hace un mes la ACADEMIA DE LA BLOGOSFERA, una especie de plataforma de reconocimiento de blogs o libros que, en su opinión, merecen ser destacados y dados a conocer en sus círculos de amigos blogosféricos. El mes pasado eligieron un libro de Mariel Manrique, La constelación de Andrómeda. Este mes han elegido un blog, precisamente este que en estos momentos tienes abierto, el de arobos.blogspot.com. Ha sido para mí una grata sorpresa, como si me hubieran entregado un óscar o un goya; qué digo oscar o goya, me han premiado con mucho más: su elogiosa valoración -generosa- de una actividad de creación principalmente literaria a la que dedico una parte de mi tiempo de ocio.

Quiero corresponderles con un montaje de vídeo -como cabía esperar de mí- en el que aparecen fotos tomadas de sus respectivos blogs. Una forma de darles las más efusivas gracias.

(no debe ampliarse el tamaño de pantalla, se pierde calidad en las imágenes)


UN DÍA EN EL CAMPO DA PARA VERSOS


Una tarde de febrero, a la vuelta de un día entre amigos, de esos amigos de verdad que no giran según sopla el viento; después de pasar con ellos todo un día en el campo, en torno a un fuego que elaboraba y calentaba alimentos y conversaciones, nacieron estos versos.

La tarde era un valle verde de esquilas.
Bajo un sol de febrero melancólico,
dormían sueños de lluvia las encinas.

Llamas de amistad en su luz hervían
alimentos para el cuerpo, palabras
que ascendían con el humo hacia el cielo.

Recorrimos caminos del recuerdo,
visitamos paisajes del pasado
en la paz y el amor del campo envueltos.

El aroma del café fue poblando
el aire de nostalgias, emisarios
de la noche adornaron con fuego
nuestras caras y los lentos silencios
del crepúsculo llenaron de puntos
suspensivos la charla.


El horizonte se puso dorado
con la sangre del día derramada,
y tuvo el día una muerte de estrellas
y de luciérnagas descabalgadas.

Así quizás sean la muerte y la vida:
una corta jornada que se acaba
cuando las luces del sol malheridas
nos anublan de noche las miradas,
de silencio la voz de los amigos
y de apagados luceros el alma.

17 feb. 2010

UN MAR DE IMASUEÑOS

Me eché a la mar sin remos
una tarde muy fría.
Con el alma negra y deshilachada,
sin zapatos ni esperanza de puertos,
me eché a la mar
sin remos.


Le di a Jesús Benítez estos versos y me los devolvió convertidos en fotos. A sus fotos, geniales, yo les añadí unas cuantas mías para completar el vídeo que pacientemente he montado y que abajo puede verse.

14 feb. 2010

IMASUEÑOS I

No existe esta palabra en el diccionario de la R.A.E. Hace unos días Mª Jesús Fuertes hablaba de que el lenguaje es algo vivo y los comentarios a su entrada incidían en esa cualidad de las lenguas. Pues bien, yo hoy contribuyo a que el castellano crezca una palabra más: IMASUEÑOS. Viene esta palabra a cuento de que hace unos días, un amigo aficionado a la fotografía (A.F.V.) me dio a conocer algunas de sus fotos; me regaló un CD con unas cuantas. En otra ocasión, otro amigo, Jesús Benítez, me ilustró un poema con fotos geniales. Jesús es un fotógrafo de primer nivel; le he visto fotos insuperables. En uno y otro caso, se trata de imágenes fantásticas, tomadas de la realidad y convertidas en sueños; por eso las he querido bautizar de esa manera, con esa palabra cuyo significado se intenta explicar en estos versos:



Hay en la vida sueños
que solo pueden ver ojos despiertos.

Hay luces en la atmósfera
que solo se perciben con los párpados
cerrados, convertidas en recuerdos.

Hay en el alma versos
que crecen con el aire,
se agigantan cuando la inteligencia
los transforma en tangibles imasueños.

Para demostrar a mi amigo A.F.V. la admiración que sentí hacia sus fotos, le hice el montaje que se puede ver aquí abajo. Solo dura 4 minutos 24 segundos. No está recomendado a aquellos que pasen por aquí con prisas; a estos se les pide que lo dejen para mejor ocasión; solo se recomienda a los que deseen relajarse unos minutos. En la próxima entrada de Imasueños, veremos el montaje realizado con las fotos de Jesús.

(Lamentablemente, la resolución de las imágenes baja cuando se suben a youtube.)


8 feb. 2010

"SI PIERDES ENERO..."

Una de estas tardes de febrero recién nacido he paseado por el camino que va al cementerio (la verdad es que nos pasamos la vida recorriendo esa vereda). Hay por allí un bosquecillo de almendros, ahora en flor, que me ha recordado un bello refrán, un refrán que sabe a romance: "Si pierdes enero, búscalo en la flor del almendro." Se interpreta que el almendro florece a finales de enero; pero el refrán -tan bonito- debería querer decir algo más. ¿No merecería también significar "el tiempo pasado, búscalo en los recuerdos"? Propongo. Si alguien le encuentra otros merecimientos, que lo diga.

7 feb. 2010

LA PROCESIÓN DE SAN BLAS, UN JOLGORIO

Hace unos días se publicó aquí una entrada que hablaba de San Blas, el santo copatrón de Benaocaz. El pasado día 3 de febrero, hubo ocasión de presenciar la procesión del santo por las calles del pueblo. Estupefacción es la palabra que mejor describe la situación en que te deja el espectáculo que se organiza en torno a la imagen de este santo especializado en otorrinolaringología. Atónito queda todo el que nunca ha visto este desfile procesional, que no es tal desfile sino un baile profano en el que la figura del santo pasa por las calles a ritmo de pasodoble o de samba o de bolero o del ritmo que a la charanga que lo escolta se le ocurre.

(continuará)

6 feb. 2010

MÚSICA VIETNAMITA, PARA TEMPLAR GAITAS

En 2008, la Expo de Zaragoza era una visita casi obligada. Allí había un espectáculo para los ojos y para las cámaras. El calor, insoportable, invitaba a meterse en pabellones frescos. Las imágenes que se pueden ver en el vídeo de abajo fueron tomadas en el interior del Pabellón de Viet-Nam el día 10 de julio de aquel año. Un grupo de música tradicional vietnamita ofrecía un exótico concierto, manejando con una maestría increible unos instrumentos absolutamente desconocidos para la música occidental. El músico que interpreta esta pieza de música tradicional vietnamita demuestra unas dotes extraordinarias con un instrumento cuyo nombre desconozco. La melodía, extraña; la interpretación -supongo- genial. Véanlo.
video

3 feb. 2010

"POR SAN BLAS, LA CIGÜEÑA VERÁS"

Benaocaz, un pequeño municipio de la Sierra de Cádiz -apenas rebasa los setecientos habitantes-, tiene un patrón, San Esteban, y un copatrón, San Blas. Este último celebra su fiesta el día 3 de febrero y el pueblo con él.
Sus devotos sacan al santo de la ermita a la que da nombre y lo pasean por las calles, haciendo el recorrido en función de los enfermos que en el pueblo hay ese día y que han pedido ayuda al copatrón. San Blas es un santo milagrero, especialista en curar afecciones de garganta, es decir que tiene un punto de otorrinolaringólogo.

Cuentan que en una ocasión se quemó la imagen del Santo Blas. Ante tal desgracia, los feligreses buscaron y encontraron la solución en las manos de un vecino con dotes artísticas, que ofreció sus servicios para hacer un nuevo icono; la condición que puso es que tenían que proporcionarle la materia prima necesaria, que no era más que un buen tronco de madera sobre el que labrar la nueva talla con la imagen del ansiado santo.

Se dio la circunstancia de que un hortelano del pueblo había cortado, meses atrás, en su huerto, una higuera de magnífico porte, cuyo tronco tenía las medidas suficientes para la labor del escultor. El hortelano ofreció al tallista toda la madera de la higuera, pero a cambio le pidió que con la misma labrase -además de la imagen del santo- un pesebre para su burra. El tallista aceptó el trato y de la misma madera hizo ambas cosas: la efigie de San Blas y el pesebre.

El día de la procesión de aquel año, cuando paseaban al santo por las calles del pueblo, al llegar la comitiva a la altura del lugar donde se encontraba el hortelano de la higuera, que había sido bravía y nunca había dado frutos, este exclamó en alta voz:

"¡Bendito, bendito San Blas,
del pesebre de mi burra
eres hermano carnal¡

En mi huerto te criaste,
de tus frutos no comí.
Los milagros que tú hagas
que me los cuelguen a mí."

1 feb. 2010

COMENTARIOS SOBRE LO DIVINO Y LO HUMANO

1 de febrero de 2010
Efemérides: Un día como hoy de 1962, Los Beatles fueron rechazados por la compañía discográfica DECCA tras hacerles una prueba de grabación.

Cuando un colectivo humano se une para sacar algo adelante, lo consigue. Aquel refrán que afirma que "la unión hace la fuerza" es una verdad como un templo. Una frase muy apropiada para lo ocurrido el pasado día 30 en El Bosque, día en que cientos de vecinos participaron en una plantación masiva de árboles: niños y niñas, padres, madres; jóvenes, mayores... Un río de gente se vio bajar y acercarse al lugar de la plantación. El día, propicio; soleado y limpio; alguna que otra nube se asomó a ver el espectáculo protagonizado por las más de quinientas personas que quisieron participar en la tarea. A mediodía, un sinfín de manos se pusieron a la obra, y en poco más de una hora, 200 quejigos hundieron su cepellón en la tierra. A la gente se la veía feliz; risueños y juguetones los niños, que ese día recibieron una de las más bonitas lecciones que dárseles pueda: una lección de solidaridad y cooperación, y de amor a la naturaleza. ¿Qué meta hay que un pueblo no pueda alcanzar si se lo propone? Solo hace falta la voluntad de alcanzarla y la unión de "todas las manos".