Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

24 oct. 2010

UN DÍA EN EL BOYAR

A Ramon Eastriver, que gusta de estos personajes




La sabiduría de Sancho Panza es la sabiduría del pueblo. Sancho es hombre sencillo, realista y práctico, pero a veces también se contagia de los sueños quijotescos. Hace unos días estuve con los amigos Bartolo y su hermano Antonio. Por la figura, parece este un Quijote y aquel un sabio Sancho; por su manera de entender la vida, los dos tienen mucho de Sanchos y no andan lejos del espíritu quijotesco. No se refleja bien esto en el vídeo que abajo puede verse; no obstante, es como os digo. Estos dos hermanos gobiernan aquel espacio a su leal saber y entender; aquel reino no pertenece a este mundo, es un reino de belleza, sin tiempo, sin prisas, situado entre paisajes creados por el dios de la pintura. Si existe un paraíso, debe parecerse mucho a estos parajes que Antonio y Bartolo habitan.


26 comentarios:

Laura dijo...

Un lugar increíble, captado de manera hermosa, cuidado por personajes maravillosamente humanos...seguro es lo más parecido al paraíso

Flamenco Rojo dijo...

Un lujo poder escuchar a cualquiera de los dos hermanos…La anécdota de la bronquitis en el hospital se hace grande escuchándola de boca de estos hombres. El video, un acierto ARO…y de acuerdo contigo, si el paraíso existe debe ser un lugar muy parecido a este.

Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Menudos médicos, confundir una bronquitis con una infección intestinal...
Si, el paraíso es muy parecido a los espacios sin reloj, con las granadas y los membrillos colgando y con la luna creciente en su final; pero hay que cantar la despedida antes de que cambie la fase.
Un nogal hueco de años, por el que se encuentra el cielo.
Yo no sé con qué quedarme.

Abuela Ciber dijo...

Visitarte es ameno y anecdotico, trayendonos sentires de sabia naturaleza.
Creo que asi la vida se vive en su tranquilo entorno y gozo.

Gracias por compartir.
Buena semana!!!!
Cariños

Princesa115 dijo...

Qué buen video!!!
Las historias de nuestros abuelos, de nuestros mayores...siempre entrañables y amistosas
Y que bastón tan apañao que se me busca, jajaj. Es que tienen recursos para todo.
Bellos paisajes.
Felicitaciones

Un saludito

MAMÉ VALDÉS dijo...

Como siempre Bartolo y Antonio nos sorprende, gracias a ti por dárnoslos a conocer, un saludo.

belijerez dijo...

Ofu jomio que sitio tan preciozo. Allí me quedaría yo una temporaita, comiendo guevos fritos, pimientos,zu chorizo......aynsssssss que alegría de paraiso.

tecla dijo...

Qué maravilla Arobos.
Estos paisajes son el paraíso.
Pero por desgracia, cada vez son más olvidados a la vez que soñados y codiciados.
Un lujo que nadie apenas se puede permitir.
Besos amigo.

Anna Jorba Ricart dijo...

Aro...muy bonito el paraje, la comida ahora mismo me cojía una ración, y con estas personas que cuentan sus historias y ves que cada uno es un mundo... no me extraña el haber pasado un gran dia.
Gracias por compartir las vivencias de estas gentes sencillas.

cabopá dijo...

Ese nogal bicentenario a las tres de la tarde,las granadas,los membrillos, los pimienticos,la sartén humeante con sabor a patatas fritas para acompañar al chorizo y las costillejas...
Las cabras,las gallinas revoloteando por la hierba y la grama,el perrico detrás de las vacas,todo en El Boyar suena a costumbre plácida y certera...
El testimonio de la "cara de bronquitis"y los tres chusco de pan al día...Aro,es genial tu composición de la vida cotidiana...
Le echo al protagonista entre 85-90 años,por lo menos...
Me gusta visitarte porque tus entradas son la costumbre de los pueblos...
Besicos.

Dilaida dijo...

Tienes razón Aro, ese lugar es maravilloso y esa churrascada que estaban preparando, parecía que el olor llegaba hasta aquí.Me encantan esos dos hermanos y sus anécdotas.
Bicos

emejota dijo...

Un vídeo maravilloso. Verdadero disfrute para la vista y el corazón. Precioso el campo al sur de nuestra España como el que me rodea al norte de la misma. Da gusto sentirlo. Un fuerte abrazo.

Cantares dijo...

Cuantas historias de vida.
Es una maravilla pasar por aquí.Besos

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Aro:

¡Qué bonita que es la vida!

Felicitaciones, es un video con mucho calor humano, dan ganas de irse para allá

Abrazos.

Juanml dijo...

Hermoso reflejo de una vida sana en un lugar paradisiaco, es lo que llamo vivir, disfrutando material y espiritualmente de lo que se tiene al alcance.

Mercedes Pinto dijo...

Aunque este video está dedicado a Eastriver, yo también me doy por aludida en esta dedicación; no te imaginas cómo me gusta ver a Antonio y Bartolo en plena naturaleza, completamente en armonía con su entorno, derrochando la sabiduría que han adquirido con el tiempo. La frescura y naturalidad de sus vidas me emociona. No sé la edad que tendrán, supongo que mucha, pero desde luego ya me gustaría a mí llegar a ese tramo del camino con esa alegría, esas ganas de vivir, de comer, de compartir… Cuando vuelvas a verlos, por favor, dales un abrazo de una gran admiradora que vive en Málaga.
Y otro para ti.

Anusky66 dijo...

tus videos son geniales ya que nos permiten viajar a sitios tan maravillosos y conocer a personajes tan auténticos !!!

Un besazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Quillo, qué paisajes los del Boyar y cómo acompañáis las risas con esas delicias a las brasas y los pimienticos.

Me despido de ti, pero de sentimiento no muero, pues volveré.

Besicos.

fonsilleda dijo...

Precioso y qué bien huele.
Jajajaja. Un paraíso, si y simpatía a raudales.
Bicos.

Genín dijo...

Ya va quedando poca gente que viva de esas pequeñas fincas y con mucho trabajo, la juventud se va, pero ahora con la crisis y el gran % de paro, con lo caro que es vivir en las grandes ciudades, mucha gente se regresa a sus pueblos de origen en donde cuentan con la solidaridad de los suyos y les resulta mas fácil sobrevivir hasta que las cosas se arreglen.
Muy realista y bonito el vídeo.
Salud

Ciberculturalia dijo...

Qué gusto, qué envidia. Cuánta serenidad. Me ha encantado el vídeo. Todo. La comida, los personajes, la vida sencilla y natural.
Genial, de verdad.
Un beso

Arantza G. dijo...

Nos muesstras la parte sabia de la vida y es de agradecer.
Besos

Alfonso dijo...

Estupendo el vídeo con estas personas pero ¿y el paisaje? me quedo con esas granás y esos membrillos :)

Encarni dijo...

A mi me encanta encontrarme con gente de este tipo, gente con experiencia y sabiduria popular, gente sana y verdadera, algo que no abunda mucho. Ha sido como volver a la naturaleza en todos los sentidos, desde el espacio natural, como en el personal de estos dos hermanos.
Un abrazo, natural(mente)

Maripaz Brugos dijo...

Aro, cada dia te superas con tus maravilosos videos. A través de ellos, nos muestras realmente paraisos como el Boyar, y nos traes a unos personajes encantadores, que viven sin prisas, rodeados de naturaleza, con una sabiduria única.

¿ ese perrito es tuyo? siempre sale en tus videos...se le ve feliz.

Que suculentos manjares, nos has traido, me ha entrado apetito.

Eastriver dijo...

Querido Aro, ´¿cómo no me van a gustar estos vídeos que preparas? Por varios motivos. Porque están súper bien montados, este especialmente interesante, porque es de los más cinematográficos que te he visto, con tantas tomas, tantos planos, tanto movimiento, los planos en contrapicado y tanta poesía hasta en las palabras que se pescan, jeje, mira una avispa!, jeje. Y luego el canto de los pájaros, los ladridos de los perros, el agua, las gallinas, ¿todo esto en una sola filmación? Sabes, por eso tu amable dedicatoria, que me fascinan estas historias personales de gente que nos enseña cada día.

En TV había un programa, hace años, en que se daba voz a estos personajes que tienen tanto que decir. No continuó la cosa: ganaron la batalla los personajes sin sustancia y encefalograma plano. O, si se acercan a la gente humilde, es de pasada, sin profundizar, en plan callejeros. Pero una cosa en profundidad no se hace, y sería fascinante.

El paisaje, que aquí se ve mucho, es francamente idílico. Las vacas y el perro graciosísimos. Y el andaluz, ay, el andaluz, que hay momentos que me pierdo, jajaja, cuando es muy cerrado tengo que darle marcha atrás, os coméis la mitad de las letras de una palabra, jaja. Me he reído mucho, sobre todo con la historia del hospital.

Oye, Aro, que gracias por la dedicatoria, pero sobre todo por tu sensibilidad en el momento de mirar el mundo. Si contemplas tu entorno con tanto afecto creo que debes hacer cosas buenas por los demás. La gente siempre es según cómo mira. Un abrazo.