Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

27 jun. 2010

EL TINTERO: UN CHIRINGUITO DE PLAYA



No me propongo hablar aquí de aquel recipiente de tinta que ya ha quedado en un rincón de la historia, sino de un restaurante de la costa malagueña situado en la Playa del Dedo, en el barrio de El Palo. Allí nos fuimos la Asociación Gastronómica "Majaceite" a finales del pasado mayo y nos encontramos con un ambiente de chiringuito de playa, olor a mar Mediterráneo y a pescaíto. En aquel lugar no se come a la usanza habitual; es decir, te sientas solo o con varios comensales y un camarero se aproxima a la mesa y pregunta qué van a tomar, toma nota de las distintas peticiones y va sirviendo paulatinamente platos y bebidas. En El Tintero no es así. Allí los camareros no preguntan, sino que pregonan la mercancía que en sus platos llevan y los comensales van indicando a los camareros-pregoneros, que dejen encima de la mesa aquello que les va apeteciendo. El ambiente del Tintero es más propio de una plaza de abastos o de una lonja que de un restaurante. Para que os hagáis una idea pongo aquí debajo un vídeo en el que aparece un camarero, de voz peculiar, trabajador incansable, que pregona los distintos platos que porta. Como él, se mueven por entre las mesas una decena de camareros que, con sus voces, hacen de aquel lugar una auténtica fiesta gastronómica.
Obviamente, la fiesta termina cuando uno de los que se dedican a cobrar -dan vueltas continuamente diciendo "yo cobro, yo cobro"- cuenta los platos y botellas que hay encima de la mesa, multiplica, suma, y escribe sobre el mantel un número que pone precio al festín.

23 comentarios:

maile dijo...

La primera vez que estuve alli creo que estaba mas cerca de la arena del suelo que del filo de la mesa. Y nada ha cambiado, salvo mi altura, claro.
Es obligada visita si quieres comer buen pescado, al menos lo era. Hace años que no voy.

Saludos señor Aro.

Isabel Martínez dijo...

Qué ganas se me han abierto de irme a un chiringuito. Los de la costa malagueña son una delicia para el pescaíto frito.
Peculiar sistema el del Tintero.
Saludos domingueros.

Felipe dijo...

Curiosa forma de funcionar.Si,al fin,se come bien y se sale satisfecho hemos de determinar que cada cual mueve sus negocios como mejor le convenga.

Al parecer,se ve que hay mucha gente que está encantada con este servicio según los vídeos.

Saludos

ANTARES dijo...

Oyeeee esto no se hace!!! a estas horas y con el hambre que tengo....madre mia no paras de darme envidia con tus entradas....me parece genial eso de pasar pregonando los platos, si es que me tengo que ir al sur ya!!!!
un besito y feliz domingo, me voy a comer algo jajaja

María Socorro Luis dijo...

Cómo me gustaría ir por allí !!! Porque a mí me gusta ver, antes de pedir. Qué rico!!!

Besos.

Antonio Fernández López - Educación dijo...

Arobos, te agradezco tu entrada en mi blog. Como ves, en seguida me he venido al tuyo porque creo que el intercambio es saludable y produce aprendizajes ilimitados, que es lo que algunos buscamos. Hace ya bastantes años que no voy al Tintero. La verdad es que le he tenido un poco de veneración y lo he visitado mucho. Espero que estas visitas a nuestros blog se repitan. Un saludo.

Rosario dijo...

Me encantó el Tintero, fuí hace 3 años y lo pasé estupendamente, hacía un día muy bueno y el mar estaba tranquilo y sereno.
Espero volver pronto.
Un abrazo desde mi librillo.

Cantares dijo...

Es que uds tienen una gracia para hacer las cosas.
Me encantarìa una visita a ese sitio.
Si que tienen algo especial.
Besos grandes, gracias por hacerme conocer este sitio encantador.

virgi dijo...

Nada como esos andaluces para ponerle la gracia a todo. Lo terrible es que ahora se quieran cargar todas esas cosas tan curiosas, con lo de Costas y el deslinde marítimo terrestre. Por aquí ya han empezado a hacer verdaderos desastres...pero luego, los hoteles a pie de playa, ni los tocan!!!
Disfruta mientras puedas, ya me gustaría a mí hacerlo, querido Arobos.
Ñam, ñam, besos besos

Ciberculturalia dijo...

Curioso sin duda. Pero parece de éxito.

Qué envidia tener ahora cerca un chiringuito... estaría de vacaciones...

En fin, seguiré en los madriles

Un beso

mariajesusparadela dijo...

Original si que es. Y menudo estudio previo requiere para saber de antemano qué se va a vender.

tecla dijo...

Vaya marchazo, ¿Y hay quien se aclare?
Ha quedado claro que a ti la marcha no te deja indiferente.
A mi tampoco.

Qué barbaridá.

Alicia dijo...

Fantástico documento de ese chiringuito. Cuando esté por ahí, lo buscaré, porque el olor a mar y a 'pescaito' frito se ha colado hasta mi casa. Un abrazo

Alondra dijo...

¡Que original! supongo que todos los platos tienen el mismo precio, es decir pagas por plato no por contenido.
En los blogs se empieza a leer el verano, me encanta. Un abrazo

fonsilleda dijo...

Jajajajajaja. Como curiosidad no está mal y, sobre todo, si vale la pena (como me imagino) probar lo que sirven.
Ahora bien, no creo que aguantara más de una visita.
¿No será algo así como el preludio a la "loquería"?.
Buena entrada.
Bicos.

Kety dijo...

Es bueno saberlo por si un día me pierdo por allí.

Un abrazo

Mercedes dijo...

Como sabes, vivo en Málaga y no te cuento las veces que he comido en "El Tintero". El pescaito está de muerte.
Tu entrada ha reflejado a la perfección este curioso lugar.
Un abrazo.

Alfonso dijo...

Totalmente desconocido para mí, lo apunto :)

belijerez dijo...

Es lo que me hace falta a mi una sociedad gastronómica.....ayns qué ricura.

saluditos.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Ante la crisis imaginación, ¡VIVAN LOS CHIRINGUITOS! Un saludo.

Juanml dijo...

Nunca he conocido un lugar semejante, que interesante, es como dicen que uno nunca terminar de aprender o "descubrir" algo nuevo. Y veo que perteneces a una Asociacion Gastronomica, que buena vida vos se da, en verdad lo felicito y mucha salud para que lo disfrute por mucho tiempo.

Sonia Schmorantz dijo...

Lugares típicos, originais, muito bom conhecer!
Um abraço

AZAHARA dijo...

Caray!! Qué curioso!!! No lo había visto nunca un bar así, pero tiene su gracia no? Quizás estrese un poco, por los gritos constantes, digo, pero vamos, que ahora mismo me iba yo allí a tomarme unas gambitas, jeje!