Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

28 may. 2010

POEMA


Llevas un universo en tus entrañas

preñado de música y de dulzura,
una rosa que alimenta esperanzas
de transformarse, al sol, en una luna.
Corre por tus venas un nuevo río
que amorosamente tu cuerpo inunda,
nueve meses beberá en tus latidos
hasta desembocar en una cuna.
Almas de estrellas circundan tu frente,
sueñan con tu matriz las madrugadas,
luceros hay que alumbran para verte.
Lucirá el otoño hojas doradas,
vestirá el invierno flores de nieve,
la primavera parirá una dalia.

Morirán de envidia las amapolas
cuando mezas en tus brazos la luna;
la Vía Láctea bajará a tus pechos
para llenarlos de amor y ternura.
Tu corazón se hará dos corazones,
mi alegría volará más profunda,
nos miraremos en un mismo espejo,
y aunque tiempos y espacios nos distancien
ya nada podrá separarnos nunca.

25 comentarios:

Txema dijo...

Maravillosa sensibilidad. Cualquier madre se merece esto.

Saludos

mariajesusparadela dijo...

Vaya. Lo que aun no sabía de ti.

lucarturo dijo...

Este poema es una verdadera joya, lo voy a poner en grande y lo coloco en un cuadro, te lo juro, porque no puede decirse nada mas bonito del tema que trata.

cabopá dijo...

Comparas el universo,la naturaleza y los sentimientos de la maternidad con una ternura increiblemente humana...Precioso
Besicos.

Antonio dijo...

Sorpresa poética, Arabos. Me gusta.
Un abrazo

Ciberculturalia dijo...

Cunde el espíritu poético por la blogosfera...
Muy bella entrada.
Un beso

Anónimo dijo...

Bonita poesia,merece la pena visitar tu blog,un saludo aro.

tecla dijo...

Magníficas fotografías.
Poesía a la maternidad convertida en Primavera.
Fantástico Arobos.

Ligia dijo...

Hermoso canto a la maternidad. Abrazos

Maripaz Brugos dijo...

Arobos, pero que belleza de poema!!

Tengo que confesarte que envidio lo bonito que tienes el blog: con tus vidéos a los laterales,tus preciosa fotografias,tus reportajes de la vida y personajes del pueblo, tus correrias por el cámpo...

Todo con una pulcritud impresionante...eres un artista

Jorge Andreu dijo...

Me encanta. Sobre todo la segunda estrofa. Pero es todo tan colorido... Y además, las fotografías acompañan tanto, que ha sido todo un placer. Regálanos más así, amigo.

Un abrazo.

Jorge Andreu

Juan dijo...

Una poesia como hace tiempo que no leia yo ninguna. enhorabuena.

Alfonso dijo...

Pura maternidad :)

Cantares dijo...

Cuanta belleza!!!
Muchas gracias por este remanso colorido y dulce.Besos

caritabaston dijo...

Un diez, por esa magnífica poesia con la que ha descrito la maternidad...Un saludo..TONY

Laura dijo...

bellísima y tierna. ¿Felicidades?

Isabel Martínez dijo...

Un precioso poema a la maternidad, a la mujer embarazada. La portadora del milagro de la vida debe sentirse satisfecha.
Aro, estás hecho todo un poeta.
Besos.

fonsilleda dijo...

Yo, madre, agradezco el poema.
He visto un poético embarazo que desemboca en una explosión de amor.
Bicos

sema miranda dijo...

precioso poema y muy bien ilustrado con fotografias de Naturalez.¡ eres una cajita de sorpresas¡un saludo

Kety dijo...

"nos miraremos en un mismo espejo",

Me ha gustado. Un espejo especial que une para siempre.

Un abrazo

Felipe dijo...

bello poema a la mujer como portadora de semilla de vida y existencia

Juntas pero no revueltas. dijo...

¡Hermoso! palabras y fotos coordinadas, me sentí creadora de vida, pero también los padres sois muy pero que muy importantes, las flores necesitan polinización.
Mejor que dos, "tres" corazones.
Te dejo la idea para la próxima vez ¿OK?
Un abrazo, Alondra

Eastriver dijo...

Que sí, Aro, que con la que está cayendo me viene genial lo de refugiarme en la poesía. Y más si es tan sentida y delicada como la que nos traes. La poesía me supone un descanso anímico, chico...

La viajera mas lenta. Madrid Paper Art dijo...

Precioso poema, Arobos, lleno de ternura. Un hermoso homenaje al hecho de ser madre.

Las fotos que lo acompañan son igualmente bellas!.

Un abrazo
Tati

virgi dijo...

Una hermosura este canto a la maternidad, a la vida, al ciclo eterno de la floración.
La estrellas descenderán felices, ¿qué mejor ocasión para dar su luz?
Besos a tu delicada ternura