Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

17 mar. 2010

COMENTARIOS SOBRE LO DIVINO Y LO HUMANO

17 de marzo de 2010

Efemérides: Un día como hoy de 1493 se celebraron las capitulaciones de Barcelona entre los Reyes Católicos y el ex rey de Granada Boabdil.

Leí hace unos días, en un blog cercano a los planteamientos ideológicos de la Iglesia Católica, unas opiniones acerca de la ley del aborto. También hacía referencias a los matrimonios homosexuales. No voy a reproducir los insultos y descalificaciones que se arrojaban en dicha página a la cara de los partidarios de estas leyes y de los que las han aprobado. No entro en el fondo de la cuestión, sino en cómo se expresa la opinión con respecto a esos asuntos, que más que opinión parece un escupitajo lanzado hacia los que no piensan igual que la Santa Madre Iglesia.
La Iglesia Católica, desde hace muchos siglos, pretende convertir sus preceptos morales en leyes. Aún no se ha resignado a entender que la moral católica no es una moral universal, asumible por todos; y que existen otros principios éticos y morales que pertenecen a una visión laica de la existencia, que no son asumidos por la religión católica ni falta que hace; nadie quiere imponer esos otros principios laicos por la fuerza a los que son católicos; nadie quiere obligar a nadie a abortar, ni a casarse con otra persona de su mismo sexo; lo único que se pretende es regular legalmente esas opciones, para aquellos que consideren que abortar o unirse en matrimonio con alguien de su mismo sexo son elecciones éticamente aceptables. No se quiera, por tanto, desde la otra parte, imponer los principios morales dimanantes de una concepción católica de la vida, a los que no son católicos.

En definitiva, creo que la Iglesia necesita una buena inyección de tolerancia para con los que tienen otras creencias y otras opiniones; porque, por más que se empeñe la curia, hay otras opciones, otras formas de pensar; no vivimos ya los tiempos en que aunque la Tierra se movía, se condenaba a Galileo por defender tal "barbaridad".

Galileo ante el Tribunal del Santo Oficio

24 comentarios:

MAMÉ VALDÉS dijo...

La iglesia siempre ha estado dirigida por hombres, y los hombres son solo hombres, y contesto con una frase de las misma Biblia "El que este libre de culpa que tire la primera piedra" a mi la religión no me preocupa mientras no tengan poder y sus creencias se conviertan en leyes, como bien dices en tu comentario, un saludo que Dios nos coja confesados....

Cantares dijo...

Arobos, siempre digo lo mismo ante esas situaciones "no se preocupen, no es obligatorio" leer que alguien siente lo mismo me hizo sentir bien porque parece que es incompatible ser creyente y creer en las libertades individuales so pena de ser condenada a la hoguera.
El mundo serìa un sitio mejor si fueramos màs tolerantes. Un abrazo

Genín dijo...

"Aún no se ha resignado a entender que la moral católica no es una moral universal, asumible por todos"

Pero no es que no lo entienda, lo que pasa es que tiene que defender como sea,a ultranza, caiga quien caiga, o mejor, caiga lo que caiga, los intereses de su multinacional, que son lo primero para ellos desde sus inicios de forma organizada y multinacional...
Salud

Juanml dijo...

Amigo Arobos hay otro punto que yo no tengo muy claro, y es como todavia asumen esas posiciones moralistas a pesar de que semanalmente en algun lugar del globo terraqueo aparece una noticia denunciando casos de molestias y abuso sexual por parte de "jerarcas" de la Iglesia Catolica, y lo que es peor es que todo parece indicar que todos esos casos eran de conocimiento de la cupula de la Iglesia y nunca movieron un dedo para detenerlos o tratar de frenar esos comportamientos, y no me refiero solo a las prohibidas relaciones entre adultos (sacerdote con algun feligres) sino a los casos de abuso de confianza y autoridad (pedofilia). Suerte que ahora soplan otros vientos y se pueden escuchar todas las campanas.

Ciberculturalia dijo...

Desde el comienzo de la democracia, nunca la iglesia católica en España había hecho tantas ingerencias en el ámbito político y nunca había sido tan poderosa ni osada. Y esto con un partido "socialista". ¿Qué será cuando llegue el PP al poder? No quiero ni pensarlo
Un beso

El futuro bloguero dijo...

Hay cosas que nunca cambian...

felicitaslaura dijo...

Amigo Arobos, hay mucha gente cristiana-por ejemplo yo- que no seguimos los dogmáticos pensamientos de la Iglesia.
Dentro de la propia estructura hay elementos críticos que están "sufriendo" por su apoyo a la presión de poder que se ejerce sobre la mujer- en el caso del aborto- penalizando un hecho lo suficiente doloroso para ellas como para añadir mas dolor al suceso.
También hay algunos teólogos-bioéticos, "castigados" por el clero, que luchan porque se deje vivir al ser humano una sexualidad en libertad.
Con esto quiero decirte amigo, que por desgracia dentro de la Iglesia Católica hay pederasta no castigados por sus jerarquías y personas que luchan por los derechos de los seres humanos que son no solo castigados sino acallados por sus mandatarios.
La Iglesia Católica se ha convertido en un estado de poder, alejada de los principios de amor, tolerancia y respeto que Cristo nos enseñó.
Un abrazo

Dilaida dijo...

Una "iglesia" que a lo largo de su historia no hizo más que cometer atrocidades contra el género humano. Pasaron de ser perseguidos en sus orígenes a ser verdugos con los pueblos indígenas, con los que no seguían sus preceptos, a apoyar la represión, el fascismo...y si fuera poco quieren que la moral hipócrita que es su norma, sea una ley para todos.
Con la tercera parte de la riqueza que poseen, conseguirían que millones de niños dejasen de morir de hambre.
¿Y éstos se atreven a dar clases de moral, osan hablar del aborto?
Bicos

Mercedes dijo...

¡Uf! Menudo tema. Por experiencia sé que levanta ampollas.
Soy una mujer de fe, aunque no me siento católica, por lo tanto creo que no lo soy. Si acaso cristiana. Quiero decir con esto que no me siento de nadie y que si coincido con algún dogma de iglesia alguna es pura coincidencia, que no imposición. He dejado claro en muchas ocasiones que estoy en contra del aborto y que me es indiferente con quién se case cada cual. Sobre lo primero no tengo duda alguna, llegué a esta conclusión madurando mis reflexiones hace años. El hecho de que hay una ley que respalde la opción de la mujer a interrumpir el embarazo no significa que sea una ley justa ni mucho menos sabia. No tengo que decir la cantidad de leyes injustas que están vigentes en los países desarrollados. Podría argumentar mi férrea posición hasta el cansancio, pero no lo haré. Sólo una aclaración a tu texto: dices que la ley no obliga a nadie a abortar, que cada cual puede actuar en conciencia. Preguntó: ¿el hecho de que ninguna ley obligue a nadie a robar, por ejemplo, significa que cada cual puede robar en conciencia?
Espero que el hecho de pensar diferente en este punto contigo no dificulte nuestra amistad virtual.
Un abrazo.

Anusky66 dijo...

Me ha encantado la frase "Aún no se ha resignado a entender que la moral católica no es una moral universal, asumible por todos; ".
Esta claro que la tolerancia no es el punto fuerte de sus dirigentes.
Un besazo

AROBOS dijo...

Mercedes, por supuesto que esta discrepancia de puntos de vista no dificulta absolutamente nada la relación "blgosférica" que mantenemos; al contrario, de la discrepancia nace una mejor comprensión de las opiniones contrarias e incluso de las propias.

Yo tampoco soy partidario del aborto, no me gusta que una mujer opte por esa alternativa; pero tampoco creo que deba ir a la cárcel por hacerlo; prefiero que haya una ley que ampare esa opción y la regule.

Abuela Ciber dijo...

Los tiempos cambian, los seres tienen mas facilidad de encontrar caminos de conocimiento y como se dice....el conocimiento libera.

Cariños

mariajesusparadela dijo...

Hay principios morales que son leyes y los miembros de la iglesia católica, especialemnte sus representantes, se los pasan por el arco del triunfo. Y nunca mejor dicho: Pederastia en el coro vaticano, pederastia de un religioso con miles de fotos en internet; pederastia de un sacerdote de 80 años con sus monaguillos. Todo en dos semanas. Que cumplan la ley y se olviden de dar lecciones de moral. Ya está más que demostrado que la moral de los laicos funciona mejor, porque es respeto a los demás, no miedo a un dios justiciero.

Isabel Martínez dijo...

Aro, una lúcida y valiente entrada, que parece que quienes no seguimos a pie juntillas los dictados de la jerarquía eclesial, somos unos indeseables e inmorales.
¿Cuando se enterará la Iglesia Católica que existe una ética que ampara a las personas transigentes y ajenas a su dogmatismo cuaternario?
Vemos personas a nuestro lado, no homosexuales, no lesbianas, no asesinas... Nuestra misericordia es mucha, lo mismo que su intransigencia.
En fin, para qué seguir. Ya ves, ellos no paran de perder clientela. Por algo será.

Kassiopea. dijo...

"...Y sin embargo se mueve..."

Yo personalmente no creo en ningún dios, por lo tanto en la Iglesia tampoco.

Yo estoy a favor de la ley del aborto. Como bien dices, esa ley no obliga a nadie a abortar, pero si yo un día decido hacerlo nadie tiene por qué prohibírmelo y menos con argumentos religiosos.

Por cierto, hoy precisamente he hecho un post sobre un curita pillado con pornografía infantil. Eso parece que para ellos sí es aceptable e incluso cuando pueden lo encubren. En fin...

Alfonso dijo...

Yo soy cristiano, católico, practicante y de izquierdas. Así que no lo tengo muy fácil, porque recibo tortas por todos sitios.
Lo que la Iglesia Católica necesita, es mucho evangelio, mucho evangelio. Nada más. Hoy la jerarquía es otro partido político más.
Añoro los tiempos en que la Iglesia era de otra manera.
Compartí buenos momentos en tu pueblo, incluso dormí en la iglesia con aquél cura medio hippy que había y se fue.
Pero hoy todo ha cambiado. La Iglesia es Opus y Kikos, y se está haciendo el harakiri poquito a poco.
En fin, una pena. Necesitamos un Juan XXIII como el comer.

Allek dijo...

hola!
te invito a que pases por mi casa
dejare la puerta entreabierta..
te dejo un fuerte abrazo!!!

María Socorro Luis dijo...

Totalmente de acuerdo con tus razonamientos, pero es un tema tan complejo ...

Abrazos

Felipe dijo...

La injerencia de la Iglesia en la vida pública es escandalosa.

Deben recordar que la sociedad civil se rige por unas reglas contenidas en la Constitución Española y por nada más.

Recordar también que vivimos en un Estado aconfesional según,también,nuestra Carta Magna.

Un abrazo

Ramon.Eastriver dijo...

Naturalmente que defiendo el laicismo. Porque soy demócrata y porque quiero la democracia. La religión se opone a la democracia. ¿Quién se extraña de que defendamos el laicismo? O mejor; ¿quién no lo defiende? ¿Desde qué intereses?

belijerez dijo...

Mientras por ser cura y monja se siga cobrando una paga, un sueldo, que pagamos todos y todas las españolas, no habrá igualdad y por tanto la iglesia seguirá tomando deciciones. Yo por ser esposa, por ejemplo, no tengo sueldo porqué ha de tenerlo una monja, o un cura. Si el cura quiere cobrar que le pagen los asistentes a misa, o la monja que además de hacer dulces y cobrarlos que haga lo que quiera. El problema siempre es el mismo; iglesia y estado unidos en matrimonio en comunidad de bienes, o bienes gananciales.

Juan Carlos Velasco dijo...

Desde el punto de vista de un jurista y fuera de las discusiones morales o religiosas que pueda contener la Ley del aborto, existen otras que no se han expuesto a la luz pública o por lo menos no se suele comunicar. Es el caso de los efectos jurídicos que lleva aparejado la nueva ley del divorcio, que ocntradice normas esenciales del derecho de familia y sucesiones. Como el caso de una mujer viuda en cinta de su difunto marido, hijo el cual tiene derecho a suceder a su padre en su parte del caudal hereditario, si ese concebido-no nacido muere o es abortado, el derecho sucesorio se transmite a los demás parientes. El caso es la existencia de conflictos de intereses que la ley del aborto está llevando a considerarla como aberraciones jurídicas. Se realizará un artículo en mi blog sobre el caso. Saludos

Juan Carlos Velasco dijo...

Desde el punto de vista de un jurista y fuera de las discusiones morales o religiosas que pueda contener la Ley del aborto, existen otras que no se han expuesto a la luz pública o por lo menos no se suele comunicar. Es el caso de los efectos jurídicos que lleva aparejado la nueva ley del divorcio, que ocntradice normas esenciales del derecho de familia y sucesiones. Como el caso de una mujer viuda en cinta de su difunto marido, hijo el cual tiene derecho a suceder a su padre en su parte del caudal hereditario, si ese concebido-no nacido muere o es abortado, el derecho sucesorio se transmite a los demás parientes. El caso es la existencia de conflictos de intereses que la ley del aborto está llevando a considerarla como aberraciones jurídicas. Se realizará un artículo en mi blog sobre el caso. Saludos

fonsilleda dijo...

Veo que tu cordura trasluce esta página que ni siquiera es tal.
Y ni siquiera, defensores o detractores, son capaces de buenas maneras
La Iglesia en España ha tenido el apoyo durante demasiado tiempo de unos políticos que, luego, en su cotidianidad, campaban por sus respetos, en cuanto a los preceptos de lo que defendían o cualquier cosa que no les interesara. Y con el total amparo, también, de la religión.
Curiosos los vículos que se forman.
Aunque yo no querría pontificar...
Saludos.