Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

3 feb. 2010

"POR SAN BLAS, LA CIGÜEÑA VERÁS"

Benaocaz, un pequeño municipio de la Sierra de Cádiz -apenas rebasa los setecientos habitantes-, tiene un patrón, San Esteban, y un copatrón, San Blas. Este último celebra su fiesta el día 3 de febrero y el pueblo con él.
Sus devotos sacan al santo de la ermita a la que da nombre y lo pasean por las calles, haciendo el recorrido en función de los enfermos que en el pueblo hay ese día y que han pedido ayuda al copatrón. San Blas es un santo milagrero, especialista en curar afecciones de garganta, es decir que tiene un punto de otorrinolaringólogo.

Cuentan que en una ocasión se quemó la imagen del Santo Blas. Ante tal desgracia, los feligreses buscaron y encontraron la solución en las manos de un vecino con dotes artísticas, que ofreció sus servicios para hacer un nuevo icono; la condición que puso es que tenían que proporcionarle la materia prima necesaria, que no era más que un buen tronco de madera sobre el que labrar la nueva talla con la imagen del ansiado santo.

Se dio la circunstancia de que un hortelano del pueblo había cortado, meses atrás, en su huerto, una higuera de magnífico porte, cuyo tronco tenía las medidas suficientes para la labor del escultor. El hortelano ofreció al tallista toda la madera de la higuera, pero a cambio le pidió que con la misma labrase -además de la imagen del santo- un pesebre para su burra. El tallista aceptó el trato y de la misma madera hizo ambas cosas: la efigie de San Blas y el pesebre.

El día de la procesión de aquel año, cuando paseaban al santo por las calles del pueblo, al llegar la comitiva a la altura del lugar donde se encontraba el hortelano de la higuera, que había sido bravía y nunca había dado frutos, este exclamó en alta voz:

"¡Bendito, bendito San Blas,
del pesebre de mi burra
eres hermano carnal¡

En mi huerto te criaste,
de tus frutos no comí.
Los milagros que tú hagas
que me los cuelguen a mí."

19 comentarios:

Alfonso dijo...

Curiosas costumbres cristianas de estos pueblos, que llevan el nombre árabe.
Y lo de San Blas, me ha recordado que hoy, día de la Candelaria, se dice que por San Blas, la cigueña verás. Aunque con el calentamiento de España, y el lío del clima, las cigueñas ni se van :P

Cantares dijo...

Encantadora historia!
En la parte de esta ciudad en la que vivo quedan pocas tradiciones.
Me encantò. Besos

MAMÉ VALDÉS dijo...

Que historia más curiosa, porque el mensaje puede ser profundamente religioso o todo lo contrario, o no dejar de ser la picarezca y la gracia que hay por estas tierras, un saludo.

Abuela Ciber dijo...

Pues un hoterlano que no da puntada sin hilo no???

Saludos

Kassiopea. dijo...

Hay muchos pueblos que celebran sus fiestas patronales en febrero.

Ligia dijo...

Me gustó la historia que cuentas. Abrazos

belijerez dijo...

Sabio hortelano, una vez más la naturaleza nos aporta sabiduria.
Necesitamos mirar más la naturaleza para aprender de ella que no busca la perfección sino la eficacia.

María Socorro Luis dijo...

..."y si no la vieres
año de nieves"

Qué simpática historia...

Mi abrazo de siempre.

luciernaga_poeta dijo...

Los pueblos tienen esa magia tan particular de historias que se van tejiendo cómo ésta de San Blas. El final me ha causado gracia, muy ingenioso el hortelano de querer que le colgaran los milagros a el.
Debe tener varios colgados imagino, porque los milagros existen, me consta.

Saludos y mi gratitud siempre

Cecy

mariajesusparadela dijo...

Por aquí decimos "por San Blas una hora más". Y es cierto, los días han crecido una hora en relación con diciembre. Eso hace que el sol tenga más fuerza y empiecen a revivir las plantas.

Arantza G. dijo...

"San Blas, San Blas, la cigüeña veras, si no la vieres años de nieves y bienes" jajaja
Eso cantaban las abuelas por aquí.
Creo que mejor será que no la veamos ¿verdad?
Un beso

Juanml dijo...

Es interesante comprobar como en diferentes escenarios (paises, pueblos y ciudades) han sobrevivido esas tradiciones, cada una con toques distintivos de su respectivo lugar (en un blog Mexicano que sigo he visto rituales muy parecido a los de algunos pueblos en mi pais de origen).

Felipe dijo...

No conocía esta historia y me ha gustado que la trajeses

Un abrazo

Juan dijo...

Me he hartado reir con la hstoria que cuentas. Hoy es San Blas y ha tenido mucha gracia. El hortelano sabia que pocos milagros podía hacer una higuera bravía.

Isabel Martínez dijo...

Me partí de la risa, Aro. Menuda jeta el de la higuera. Vamos y vamos, que le atribuyan a él los milagros... Jajajajajaja.
Gracias por las risas, buen amigo.

Elvira dijo...

¿Leyenda de pueblo?, pues es preciosa... seguro que tiene algo de verdad.
Saludos

Sonia Schmorantz dijo...

Hoje gostaria de apresentar meu outro blogger, do wordpress, onde também ensaio meus rabiscos, gostaria da tua opinião:
http://schmorantz.wordpress.com/
um abraço

Eastriver dijo...

Es una cosa extraordinaria esta de las tradiciones, los cuentos... la cultura y la literatura popular. Cuando la cultura popular es relamida me molesta mucho; cuando es descarada y faltona entonces ahí sí que me quito el sombrero. Un abrazo y gracias por compartir esas cosas de los pueblos del sur, que conozco alguno, esas cosas de patrones y copatrones (esto sí que me da un poco de pereza, la verdad) y estas cosas de leyendas y tradiciones.

cabopá dijo...

¡¡¡ Por fin te encuentro!!!
No podía llegar hasta aquí tu perfil no se muestra en mi blog...
y tenía yo ganas de hacerte una visitica....Eres Arobos,él qué de vez en cuando viene por mi ventana..No?
Gracias por tus amables visitas y besicos.