Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

21 abr. 2009

PAISAJES HUMANOS. FOTOS CON HISTORIA

VIII
De izquierda a derecha, Manolito Romero, D. José Rueda y su esposa, Isabel Blanco; Encarna Camacho, D. José Gracia Juderías, Antonio Ramírez Camacho y Antonio Rueda. Todos ellos forman parte de los paisajes bosqueños de la memoria. Excepto Antonio Rueda, que ha sido recientemente protagonista en este apartado del blog, todos han ya fallecido. D. José Rueda era el médico del pueblo y fue él quien le dio nombre -por ser su propietario durante años- a la finca conocida como Rancho del Médico. La foto debió ser echa en los albores de los años 60 en algún lugar del pueblo que no se identifica.

20 abr. 2009

COMENTARIOS SOBRE LO DIVINO Y LO HUMANO

20 de abril de 2009
Un día como hoy se inauguró en Sevilla la Exposición Universal del 92.

El pasado día 19 de abril se cumplieron 30 años de la constitución de los primeros ayuntamientos democráticos tras la dictadura. Con tal motivo se ha publicado un libro en el que se recogen entrevistas a todos los alcaldes de la provincia y comentarios sobre la historia y algunos otros aspectos de los 44 pueblos que la conforman.
Recuerdo con cierta nostalgia aquellas primeras elecciones municipales que se celebraron el día 3 de abril de 1979. Las viví desde dentro porque formé parte de una de las tres candidaturas que se presentaron en aquella ocasión. Yo no militaba en ningún partido político; había pertenecido bajo la dictadura a la clandestina Joven Guardia Roja, la rama juvenil del PCE (internacional); tras la muerte de Franco abandoné la actividad política. Pero una noche, en El Tabanco, mi amigo Juan Navarro me invitó a sumarme a una agrupación independiente que se estaba constituyendo en el pueblo para concurrir a las próximas elecciones municipales. Acepté, me integré en aquel grupo (Agrupación Independiente de El Bosque, AIB), participé en la elaboración del programa electoral, intervine en los dos mítines que dimos (uno en un aula de la actual escuela de secundaria y otro en el Bar que Pepe Fernández tenía en la Barriada La Feria); finalmente, la candidatura de la AIB, encabezada por Juan Olmedo González, obtuvo 181 votos, dos concejales. El ambiente de aquella campaña fue intenso, muy participativo y respetuoso. Ese interés popular por la política ha ido desgraciadamente decreciendo con los años, si bien el pueblo hoy día tiene más recursos para defender sus derechos y para expresar su opinión sobre las cosas que le atañen.

19 abr. 2009

PASEOS POR EL ALBARRACÍN

Ruta del Tío Caete, con niebla

Amaneció el día 18 de abril con cara de lluvia. Solo dos albarracineros hemos querido subir al monte. A la entrada, desde hace unos días, vuelve a verse la placa que recuerda a Carlos el Guarda, que algún desaprensivo había arrancado y tirado.


La niebla envolvía los paisajes. El Cancho Caballo no se veía. A lo lejos, las vistas aparecían difuminadas.

De vez en cuando, las aulagas encendían su luz amarilla para iluminar la bruma.


El perezoso donde se quemó Tío Caete, a pesar de la lluvia de los últimos días, estaba vacío, ni rastro de agua. Sin embargo, el de Las Lomas, se encontraba lleno de agua y de primavera.


El paseo ha terminado bajo un cielo en el que las nubes ya dejaban ver lienzos azules.

18 abr. 2009

POEMAS

Ayer, 17 de abril, mi hermano Salvador hubiera cumplido 60 años; hoy 18 de abril, hace 18 años que falleció mi padre.
Hay tres temas que preocupan especialmente al hombre y, por tanto, aparecen con frecuencia en la poesía de todos los tiempos. Esos temas son Dios, la Muerte y el Amor. En el poema que hoy se reproduce, se expresa la preocupación por la muerte.


Ojos con terror en sus pupilas.
Brazos abiertos más allá de sus fronteras.
Había árboles con nidos ciegos de llanto
y ramas bajo la oscuridad de las raíces.
Solo volaban escarabajos de hierro
y lágrimas lloradas en otros momentos
y en otros lugares.
De fuera,
de más allá del yeso tristemente batido,
llegaba el perfume de noviembre
y un rumor de gargantas enrojecidas.

Ojos con terror en sus pupilas.

Las estrellas sabían esconderse
tras los párpados cerrados para siempre.
La sangre tenía horizontal la cabeza
y enjambres de hambrientos resucitados
se extendían por encima de las pieles sepultadas.

Del mundo más imposible y lejano
llegó hasta la punta de mis dedos
todo el terror que me empuja hacia la vida.

14 abr. 2009

PAISAJES HUMANOS. FOTOS CON HISTORIA

VII
José Benítez Olmedo, Pepe el Herrador, Pepe Jerraó. Hacía años que yo no lo veía en la calle y, de pronto, salgo de mi casa, a las 12'19 del día 28 de marzo de 2009, y me encuentro con una estampa digna de fijar para el recuerdo: Pepe sentado en la puerta del bar La Tapita, con varios vecinos del pueblo, entre otros el que con él aparece en la foto, Pepe Galindo, Pepe Catalina.
José Benítez Olmedo pasa ya con creces de los 80 años, está lúcido, aunque con achaques propios de esa edad. No hace mucho estuve con él en su casa, charlamos un rato de cosas del pasado y de algunas anécdotas en las que él fue protagonista. Nos reímos recordándolas y -en un momento dado- hablando de unos versos que le cantan a El Bosque, Pepe nos regaló a los presentes (su hijo Jesús, su mujer y yo) un fandango que reza así:

Un cielo limpio y azul.
Viva El Bosque porque tiene
un cielo limpio y azul.
Con sus casitas blancas
y sus mujeres guapas,
es de lo mejor del sur.

Era Pepe, en sus años de vida activa, un hombre trabajador, que tuvo que multiplicar sus tareas para sacar adelante a su numerosa familia: fue cartero, zapatero, herrador, vendía cajas de polvorones en las vísperas de Navidad... Pero de tarde en tarde, con sus amigos, también se permitía echar un rato de juerga. Una noche, las copitas fueron más abundantes de la cuenta, y Pepe y sus acompañantes, entre charlas y cantes, terminaron más tarde de lo que las mujeres suelen tolerar a sus maridos. Cuando volvió a su casa, Isabel, su esposa, le estuvo refunfuñando una y otra vez, recriminándole su conducta, diciéndole lo tarde que era, etc., etc., etc. Harto ya Pepe de tantos reproches, le dijo a su mujer:
-Isabel, por favor, pégame una torta, pero no me relates más.
Pepe ha sido y es un hombre bueno, "en el buen sentido de la palabra", como se autocalificó Machado en su Retrato.

11 abr. 2009

PASEOS POR EL ALBARRACÍN

La Ruta Transversal
Hay una ruta, compuesta por varios senderos, que recorre el Albarracín, de Norte a Sur, desde una entrada abierta al borde de la carretera de Benamahoma, a la altura del acceso al Jardín Botánico, hasta el depósito de agua de Los Cañitos, pasando por un tramo del Sendero del Guarda.
Fuente de La MirlaLa hemos recorrido este gris Viernes Santo pasado. La iniciamos bajo una lluvia fina, poco intensa, que nos hizo pensar que quedaría en agua de borrajas; pero cuando llegamos aproximadamente al ecuador de la ruta, arreció y nos puso en la duda entre seguir adelante o tomar las de villadiego por la vereda de las Piedras de Criba hacia el pueblo.


En el horizonte, la borrasca que nos llegaba.
Finalmente decidimos no renunciar al recorrido, nos refugiamos bajo una encina y allí aguantamos el chaparrón.

La ruta pasa por encima del Cerrillo de la Pólvora, del Olivar de Las Cuevas, de la Venta de Los Cañitos y nos lleva al Área Recreativa del mismo nombre, donde en estos momentos se construye una caseta que dará en el futuro cobijo a los domingueros que lo deseen y, sobre todo, a los romeros que cada año se desplazan a aquel lugar tras el Santo Patrón de El Bosque.

7 abr. 2009

COMENTARIOS SOBRE LO DIVINO Y LO HUMANO

8 de abril de 2009Hace hoy noventa años nació el cantante y poeta belga Jacques Brel, autor de la canción "Ne me quitte pas".

Tuve la suerte de conocer personalmente a Juan Ramírez Sarabia, "Chano Lobato", un hombre singular, genial, inteligente y extraordinariamente simpático. La primera vez que contacté con él fue mediante una llamada telefónica a su casa de Sevilla, a principios de los años 90. Yo trataba de contratarlo para que actuase en El Bosque. La conversación versó sobre la fecha de su actuación y el precio de la misma: 100.000 pesetas para él y 15.000 (la posturita del niño, según él) para el guitarrista. Vino, actuó y luego nos tomamos algo en el Bar del Doblas: no paró de charlar y contarme historias con aquella gracia que te ponía la sonrisa en los labios nada más escucharlo. Me contó, entre otras muchas cosas, que en una ocasión, Pericón de Cádiz estaba pescando en La Caleta y pescó una mojarrita. La mojarrita, cuando se vio pescada, le dijo a Pericón: "Pericón, déjame vivir que tengo crías que cuidar y no me quiero morir". Pericón se apiadó de la mojarrita y la devolvió al mar. Pasó un año y Pericón nuevamente se encontraba pescando en La Caleta, y otra vez pescó a la misma mojarrita. La mojarrita, al salir del agua enganchada en el anzuelo, le dijo a Pericón: "Toma Pericón, como me perdonaste la vida hace un año, te he traído de regalo un reloj de Ceuta".
Esta y mil anécdotas inventadas más me contó Chano aquel día. Luego, en los últimos años, he tenido ocasión de estar con él y de escucharle historias y chistes contados con la gracia de Cádiz. Pero, por desgracia, se ha ido con Pericón y con el Beni, y de él solo nos quedan estos recuerdos y su voz grabada. ¡Que Dios le tenga en algún tablao del Cielo!

2 abr. 2009

POEMAS

A mi hijo,
cuando aún no me entendía.



Juegas a mi alrededor
mientras yo escribo tristes palabras
que hablan de cosas que no entiendes.
Mis versos, hijo, casi siempre son lágrimas,
porque sé que un día me iré despacio
hacia donde tú ya no puedas verme
ni yo verte.
Escribo tristezas y angustias
hasta que tú vienes a regarme el alma
de juegos, de alegría, de esa risa tuya
que me suena a cascabel,
y me haces bailar y olvidar
y saltamos
y luchamos
y triunfas amorosamente sobre mí
con tus dulces fuerzas de niño.
Entonces ya otras palabras
afloran a mi mente,
porque siento que mi vida se ensancha
y se prolonga en ti,
en los pasos que darás,
en los hijos que tú tengas.
Permaneceré vivo en tu recuerdo
más allá de mí mismo.
Viviré desde ti otros amaneceres
y ya no habrá relojes que puedan entristecer
mis versos,
porque ya serán versos de aire, incorruptibles, sin tiempo.