Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

29 jul. 2009

PAISAJES HUMANOS/ FOTOS CON HISTORIA

XXIII
Ya la Parca le había mirado a los ojos con ojos de hambre. Era el día 28 de enero de 2007, domingo, cuando mi curiosa cámara le captó a su paso por la Plaza. Rafael Casilla subía calle arriba y me saludó con su habitual sonrisa alegre. Vivió sus últimos meses como si la enfermedad que había venido a llevárselo no fuera con él. Jugaba al dominó con los amigos, fumaba -maldito tabaco-, iba y venía como si tal cosa... La procesión iría por dentro, pero Rafael se mantuvo entero hasta el final. Pasó más de media vida trabajando en Pamplona, lejos de su tierra; volvió, tras su jubilación, al pueblo que le vio emigrar cuando aún era joven. Regresó a sus orígenes para disfrutar de un largo retiro; pero no fue largo. Era un hombre bueno y los buenos se van pronto, o al menos eso es lo que a los demás nos parece.

3 comentarios:

__MARÍA__ dijo...

Se te nota triste ante esa mirada, pero ya sabemos que lo único seguro es la muerte.
La suerte es que hayas podido captar ese momento y no se olvide para ti su presencia.

Besos

E.V.S. dijo...

FANDANGO DE UN PENSAMIENTO.
Yo lo capturé también con su cuñado,
unos días antes que la muerte fria,
se lo llevase en su tren aquel azaroso día.

Pedro Ansorena dijo...

Así es amigo, poco a poco nos vamos dando cuenta que la vida nos va llevando muchas cosas buenas y queridas por nosotros. Un saludo.