Río Majaceite

Río Majaceite
Río Majaceite a su paso por El Bosque

18 abr. 2009

POEMAS

Ayer, 17 de abril, mi hermano Salvador hubiera cumplido 60 años; hoy 18 de abril, hace 18 años que falleció mi padre.
Hay tres temas que preocupan especialmente al hombre y, por tanto, aparecen con frecuencia en la poesía de todos los tiempos. Esos temas son Dios, la Muerte y el Amor. En el poema que hoy se reproduce, se expresa la preocupación por la muerte.


Ojos con terror en sus pupilas.
Brazos abiertos más allá de sus fronteras.
Había árboles con nidos ciegos de llanto
y ramas bajo la oscuridad de las raíces.
Solo volaban escarabajos de hierro
y lágrimas lloradas en otros momentos
y en otros lugares.
De fuera,
de más allá del yeso tristemente batido,
llegaba el perfume de noviembre
y un rumor de gargantas enrojecidas.

Ojos con terror en sus pupilas.

Las estrellas sabían esconderse
tras los párpados cerrados para siempre.
La sangre tenía horizontal la cabeza
y enjambres de hambrientos resucitados
se extendían por encima de las pieles sepultadas.

Del mundo más imposible y lejano
llegó hasta la punta de mis dedos
todo el terror que me empuja hacia la vida.

2 comentarios:

Juan Carlos Velasco dijo...

Mágnifica esta composición poética, además es uno de las temas que más me gustan, temas que entristecen al hombre y que también te hacen grande el corazón.
Magnífico.

Un saludo,

Juan Carlos Velasco

ARO dijo...

Me alegro de que te haya gustado.